El 40% de los medios de comunicación afganos han cerrado desde el regreso de los talibanes al poder el pasado mes de agosto. Lo denuncia un informe de Reporteros Sin Fronteras que añade que alrededor del 60% de los periodistas afganos se han quedado sin trabajo.

«La situación de los medios de comunicación ha cambiado, sus ingresos han disminuido, muchos periodistas experimentados que habían trabajado en los últimos 20 años han abandonado el país. El mercado de los medios de comunicación se ha debilitado, algunos medios que se autocensuran, o se les han impuesto limitaciones», ha denunciado Abid Ehssas, director del canal de noticias de Shamshad TV.

Así, quienes conservan su trabajo deben someterse a las reglas periodísticas que han establecido los talibanes, que les despojan de su independencia y les empujan hacia la autocensura. Las mujeres son las más castigadas dentro del sector de los medios de comunicación. Aunque varias periodistas siguen apareciendo en televisión, el 84% de ellas han perdido su trabajo.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: