Con la llegada del verano, centenares de desplazados ucranianos que se alojan en hoteles catalanes se tendrán que trasladar a otros lugares, incluso fuera de Cataluña. La razón es el inicio inminente de la temporada turística y las reservas que tienen estos establecimientos con sus verdaderos clientes, según ha revelado TV3.

A Cataluña han llegado más de 30.000 ucranianos, y ahora una buena parte ve como su alojamiento está en el limbo. Algunos solo han estado unos días de paso, otros se han alojado en casas de familiares o particulares que les han cedido una vivienda, y a más de 9.000 se les ha alojado en hoteles gestionados por la Cruz Roja. A 4.000 se les ha trasladado a otras comunidades del Estado y ahora quedan 5.200.

La mayoría de estos refugiados están acogidos al programa de la Cruz Roja y se alojan en hoteles y albergues. Pero ahora, a algunos de los que se alojan en hoteles de la costa catalana se les pide que hagan las maletas porque empieza la temporada turística y los hoteleros necesitan más espacio.

El resultado es que los ucranianos, que no hace ni tres meses que están aquí, tienen que marcharse fuera de Cataluña, a pesar de que en muchos casos ya tienen los hijos escolarizados. El Ministerio, que es quien gestiona este programa de acogida, les ha buscado alojamiento en otros puntos del Estado.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: