PSC, Esquerra, Junts y los comuns han llegado a un acuerdo sobre el catalán en las aulas. Las cuatro formaciones políticas han acordado una proposición de ley en defensa de la lengua en la escuela y la registrarán este martes en el Parlament de Catalunya.

Esta proposición declara el catalán como lengua vehicular en la escuela y establece el castellano como lengua curricular y tiene como objetivo hacer frente a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que fija un mínimo del 25% del castellano en las aulas.

El acuerdo llega después de cuatro semanas de negociaciones y después de que Junts se despegara del primer pacto que firmó con el resto de formaciones para modificar la Ley de Política Lingüística.

El consenso finalmente, pero no ha logrado sumar a la CUP. Asegura que el tropiezo para cerrar el pacto del catalán está en el reconocimiento explícito del castellano como lengua de aprendizaje. La portavoz de la CUP, Laia Estrada, ha admitido en rueda de prensa en el Parlament que han ido recibiendo las diferentes propuestas y que la última, que han recibido este mismo martes, incluye al castellano como lengua «curricular» o «de aprendizaje»

Òmnium avala el pacto

Òmnium Cultural ha avalado el pacto sobre la lengua que han acordado ERC, Junts, los comunes y el PSC en el Parlament y, en una publicación en Twitter, ha celebrado que se haya «reconducido» un «amplio acuerdo del 78% para defender el catalán como lengua vehicular y de acogida, que rechaza los porcentajes de los jueces y apuesta por los criterios pedagógicos». La entidad, que se ha desmarcado del criterio de otras plataformas independentistas, ha pedido que el nuevo marco legal «se haga efectivo» para que «se garantice la protección jurídica de los centros y se destierren los tribunales de las escuelas».

Òmnium ha valorado positivamente el consenso alcanzado y ha asegurado que la entidad continuará trabajando para «seguir tejiendo confianzas», mientras que Plataforma per la Llengua, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC), entre otros, se han desmarcado del acuerdo por contemplar el castellano como lengua «de uso curricular». «Definir el castellano como ‘lengua curricular’ permitiría al Gobierno de España exigir un 50% de castellano en las aulas, amparándose en el art. 6 de la LOMLOE», ha asegurado en Twitter Plataforma per la Llengua, que ha anunciado que presentará en el Parlament «una enmienda a la propuesta de ley».

La ANC, que coincide con el criterio de Plataforma, ha manifestado que «buscar un acuerdo con el PSC no será un buen acuerdo para el catalán», mientras que el SEPC ha tildado a Junts, ERC, PSC y comunes de «traidores» y ha afirmado que el acuerdo supone «un gran paso atrás que implica la cobertura política necesaria para aplicar sin problemas la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) del 25%». Las entidades también han criticado que el pacto no se haya consensuado con la comunidad educativa.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: