2 diciembre, 2021

Revista Rambla Barcelona

Revista Rambla es un medio de comunicación independiente con sede en Barcelona.

Polonia despliega miles de militares en la frontera con Bielorrusia para evitar la entrada de emigrantes

Centenares de personas deambulan hasta el paso fronterizo de Kuźnica Białostocka-Bruzgi

Centenares de migrantes se encuentran en el paso fronterizo Kuźnica Białostocka-Bruzgi, que separa Polonia de Bielorrusia, después de ser escoltados por soldados bielorrusos. Esta nueva ruta migratoria hasta el centro de Europa, que en los últimos meses ha ganado importancia, preocupa seriamente la UE. De hecho, a comienzo de septiembre, la cancillera alemana Angela Merkel llamó al presidente bielorruso, Aleksandr Lukaixenko, para exigirle que acogiera a los emigrantes en vez de abrirles las fronteras hacia el corazón de Europa.

En imágenes publicadas en las redes sociales se pueden ver a grandes grupos andando por el arcén de la carretera M6 hacia la frontera, luego de haber pasado la noche en campamentos improvisados en el bosque. Los gobiernos de Polonia y de Bielorrusia han desplegado militares en la frontera. El ministro de Defensa polaco ha asegurado que se habían movilizado unos 12.000 efectivos entre militares y policías. “Estamos preparados para defender la frontera”, ha tuiteado.

El ejecutivo que dirige Mateusz Morawiecki ha convocado una reunión de urgencia en Varsovia para analizar la situación, que está a un paso de derivar en una crisis diplomática. En otras imágenes publicadas en las redes sociales se puede observar como los migrantes rompen la barrera que separa los dos países, mientras los soldados polacos echan gases lacrimógenos.

Antes la UE había acusado el régimen de Lukaixenko de utilizar a los migrantes para presionar a Bruselas para que afloje las sanciones contra Bielorrusia, que estos últimos meses se han endurecido a raíz de la represión contra las protestas antigubernamentales, también llamadas «Revolución de las zapatillas». A la vez, Polonia vive una crisis interna con la deriva autoritaria y conservadora del ejecutivo de Morawiecki, que también tiene un conflicto abierto con la UE a raíz de las injerencias continuadas de Varsovia contra la independencia judicial.

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o verificado por el equipo de redacción de Revista Rambla.