El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido instalar un albergue para drogodependientes delante de la escuela Mas Casanovas, de infantil y primaria, en el barrio del Baix Guinardó, según han denunciado los propios vecinos a varios medios de la ciudad. Esto ha provocado la indignación de los padres y madres de los alumnos, que se han organizado en la Plataforma Reubicació Alberg Hotel Aristol. También han iniciado una recogida de firmas en change.org.

“Van a ubicar un albergue para personas sin hogar y con problemas de adicciones justo delante de un colegio de Primaria, l’Escola Mas Casanovas de Barcelona. Se ha hecho la gestión de manera subterránea y sin avisarnos absolutamente de nada ni a colegio, ni AFA, ni vecinos, ni comerciantes”, denuncian.

“Estamos a favor de las necesidades sociales y del albergue, pero estamos en absoluto desacuerdo con su ubicación a menos de 15 metros de un colegio infantil”, remarcan, además de reivindicar que “queremos una reubicación del albergue a otro punto del barrio o de la ciudad donde no esté pegado a una escuela”.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.