Los ocho activistas detenidos acusados de quemar un furgón de la Guardia Urbana el 27 de febrero de 2021 durante las protestas por el encarcelamiento de Pablo Hasel serán juzgados por homicidio en grado de tentativa, organización criminal, manifestación ilícita, desórdenes públicos, atentado contra agentes de la autoridad, incendio y daños.

Así lo avanza este lunes eldiario.es, que ha tenido acceso al auto de procesamiento. El mismo medio publica también que la juez no ha podido identificar a la joven que vertió el líquido inflamable sobre la bengala en llamas que luego se lanzó sobre el vehículo policial.

Un año después de la detención, cuatro de ellos continúan en prisión. Los otros cuatro están en libertad tras abonar fianzas de 40.000 euros.

Según eldiario.es, las defensas «son conscientes de que se enfrentarán a penas de máximos», al menos por parte de la Fiscalía y los sindicatos policiales que ejercen la acusación popular. El Ayuntamiento de Barcelona también se personará en la causa.

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: