Los ciudadanos británicos Aiden Aslin y Shaun Pinner y el marroquí Saadun Braguim, acusados de participar en los combates en Donbass del lado ucraniano como mercenarios, fueron condenados este jueves a pena de muerte por el Tribunal Supremo de la República Popular de Donetsk.

“Tras analizar la totalidad de las pruebas examinadas en el juicio, el tribunal concluye que Aslin Aiden, Pinner Shaun y Saadun Braguim son culpables”, señala el veredicto citado por TASS. “Por el conjunto de delitos, se impone la pena de muerte a Aslin Aiden, Pinner Shaun y Saadun Braguim como castigo final”, dictamina la sentencia.

Los imputados se declararon culpables de actos dirigidos a la toma del poder por la fuerza, lo que prevé la pena capital. Aslin también se declaró culpable de entrenamiento con fines de actividad terrorista.

Uno de los mercenarios británicos condenados a muerte figura como terrorista en el Reino Unido, según el veredicto. “Pinner Shaun estaba en búsqueda en el Reino Unido por participar en operaciones de combate en Irak y Siria. En este sentido, Pinner Shaun llegó al territorio de Ucrania para participar en las hostilidades”, señaló el juez.

Si se mantiene la sentencia, los condenados serán fusilados, informa RIA Novosti. Asimismo, el juez informó que los mercenarios pueden apelar la decisión del tribunal en el plazo de un mes.

Una fuente indicó a TASS que Aslin, Pinner y Braguim tienen la intención de apelar la decisión del juicio. “El deseo de los tres acusados es recurrir esta sentencia porque no estaban preparados para escuchar hoy la imposición de […] la pena de muerte”.

A su vez, el líder de la República Popular de Donetsk, Denís Pushilin, comentó la posibilidad de indulto a los mercenarios. “Sí existe esa posibilidad, claro, pero la cuestión en términos de justicia también está en el aire. Conozco la actitud de los ciudadanos de la república […] respecto a estos criminales”, afirmó. Según Pushilin, los residentes de la república perciben la sentencia dictada como un “triunfo de la justicia”.

Poco después, el Reino Unido condenó la condena a muerte de los dos británicos. “Obviamente, estamos profundamente preocupados por esto”, afirmó el portavoz del primer ministro británico, Max Blain, agregando que Londres “seguirá trabajando con las autoridades ucranianas para intentar conseguir la liberación de cualquier ciudadano británico que haya servido en las Fuerzas Armadas de Ucrania y que esté retenido como prisionero de guerra”, reporta Reuters.

“Condeno categóricamente la sentencia de Aiden Aslin y Shaun Pinner, detenidos por ‘marionetas rusas’ en el este de Ucrania. Son prisioneros de guerra. Se trata de una sentencia falsa [que son mercenarios], que no tiene absolutamente ninguna fuerza legal”, escribió en su cuenta de Twitter la ministra de Exteriores del Reino Unido, Liz Truss.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: