Como ya explicamos en Rambla hace unas semanas, la operatividad de los servicios sociales del Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat es prácticamente nula, según la denuncia de varias entidades sociales.

Por eso, hoy un centenar de activistas convocados por las PAH de L’Hospitalet i Barcelona, el Sindicat de Llogateres de L’Hospitalet, l’Aliança contra la Pobresa Energètica, la Asamblea de defensa de Derechos de L’ Hospitalet i la coordinadora d’entitats Un Altre L’Hospitalet És Possible, se han concentrado a las puertas del Ayuntamiento del Hospitalet y ha irrumpido en el pleno municipal para denunciar el nefasto funcionamiento de los servicios sociales del municipio.

Así, después de concentrarse en el Parc de la Serp, ante la sede de Servicios Sociales, se han dirigido al edificio consistorial para trasladar la denuncia de la situación al Pleno Municipal. En el momento de su llegada a la plaza del Ayuntamiento, un pequeño grupo de activistas -que se encontraban entre el público del Pleno- se ha levantado, gritando para denunciar que «en L’Hospitalet se vulneran los derechos humanos». En paralelo, desde la calle, más de un centenar de personas movilizadas, han realizado una pitada y una cacerolada. También se ha leído un manifiesto conjunto.

El manifiesto explica como durante los últimos meses se ha podido constatar una dificultad sistemática para obtener cita con servicios sociales. «Correos que no se responden, teléfonos que no funcionan, carencia de atención presencial y trámites que se eternizan. No son pocos los casos que se conocen de personas que han tardado meses al conseguir cita, incluso en situaciones críticas. No hay protocolos de urgencia ni por cortes de suministro ni por casos de desahucio, dejando a las familias desprotegidas en momentos críticos». Para poner un ejemplo, «una persona que se acercó al asesoramiento colectivo de la Aliança contra la Pobresa Energètica en septiembre, con un menor a cargo, lleva ya cuatro meses sin agua en su casa».

Otra de las cosas más graves que denuncian las entidades es el hecho de que «el Ayuntamiento de L’Hospitalet asegura a los ciudadanos que necesitan una vivienda de urgencia que no hay Mesa de Emergencia». Esto, según los activistas, es «evidentemente es falso» y si hace es porque «el Ayuntamiento se niega a reconocer el derecho de estas personas a una vivienda pública porque hay pocas disponibles, cosa que implicaría tener una lista de espera larga que perjudica la propaganda política del equipo de gobierno».

Por todo ello, las entidades sociales denuncian «la insostenible situación actual de emergencia económica y social, de pobreza y de desprotección generalizada en la ciudad, hecho por el cual centenares de familias se acercan a nuestras asambleas afectadas por graves problemas de vivienda y pobreza energética».

Aun así, a pesar de estar inmersas en esta situación crítica en cuanto a la garantía de los derechos básicos de la ciudadanía, las entidades mencionadas consideran que «el Ayuntamiento de L’Hospitalet no está a la altura de las circunstancias y es por eso que seguiremos con las movilizaciones hasta que el Ayuntamiento no cambie su actitud y ponga manos a la obra para ayudar a las familias vulnerables del municipio».

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: