El mundo entero mira a la guerra en Ucrania con temor, pero también con solidaridad. Son infinitas las historias de familias enteras que se han movilizado para ayudar a los ucranianos que huyen de la invasión de Rusia. Sin embargo, en un conflicto que se prolonga ya una semana, la coordinación en la ayuda humanitaria es clave, así que este jueves el Comité de Emergencia ha puesto en marcha sus protocolos de captación de fondos para apoyar las actuaciones de las ONG integrantes en España.

Un millón de personas han abandonado Ucrania en los primeros siete días de guerra con Rusia, según datos de la ONU. Ante el grave impacto sobre la población civil, las seis ONG que forman parte del Comité de Emergencia (Aldeas Infantiles SOS, Educo, Médicos del Mundo, Oxfam Intermón, Plan International y World Vision) han hecho un llamamiento a todas las partes implicadas para promover la paz y evitar más víctimas en el conflicto armado.

A través del Comité de Emergencia, las seis ONG quieren canalizar conjuntamente la ayuda de todas aquellas personas dispuestas a contribuir para paliar la situación de los afectados por la guerra en Ucrania, así como las personas que se han visto obligadas a buscar refugio en los países colindantes, como Polonia, Rumanía, Moldavia o Georgia.

Las primeras respuestas de emergencia se centran en proveer refugios, ayuda humanitaria de primera necesidad como alimentos o agua, asistencia sanitaria, atención psicológica y protección infantil, entre otras líneas de actuación.

A finales de 2015 en España se creó el Comité de Emergencia español y actualmente son seis las ONG de ámbito internacional que lo forman: Aldeas Infantiles SOS, Educo, Médicos del Mundo, Oxfam Intermón, Plan International y World Vision.

Cómo hacer donaciones para Ucrania

La Asociación España con ACNUR está monitorizando la emergencia en las fronteras de Ucrania con Polonia, Rumanía, Moldavia y Hungría y hablando con las autoridades de cada país. Al igual que en el interior de Ucrania, ACNUR está preparado para responder y dar apoyo en la recepción de refugiados en estos países vecinos. El equipo de ACNUR en Ucrania entregó hace unos días el primer lote de mantas, colchonetas para dormir y otros artículos de primera necesidad en Kryvyi Rig, en el centro de Ucrania, donde más de 700 ucranianos han llegado en los últimos días en busca de seguridad.

Mientras, CESAL, como miembro de la red de AVSI, se ha sumado a la recaudación de fondos destinados a ayudar a las personas que se están viendo obligadas a abandonar Ucrania. Además, ante la previsible llegada a España de refugiados, como parte del sistema de asilo y refugio, se prepara para acoger a estas familias ucranianas que lleguen al país.

En cuanto a Educo, presente en Ucrania a través de su alianza con ChildFund Alemania, está actuando para proporcionar ayuda de emergencia a los niños y niñas, así como a sus familias.

Desde Fundación UNICEF Comité Español, durante el fin de semana, un equipo de UNICEF Moldavia se desplazó hasta el paso fronterizo de Palanca, en la frontera de Moldavia y Ucrania, donde se encuentra el centro temporal de refugiados y entregaron una primera tanda de ayuda humanitaria a las familias refugiadas ucranianas con niños y niñas.

Médicos del Mundo, que trabaja en la zona desde 2014, explica que está suministrando material de traumatología y quirúrgico al hospital de Severodonetsk, al este del país, donde la situación es especialmente crítica. Además, ha enviado un equipo de refuerzo para sumarse a los ya más de 90 compañeros de Médicos del Mundo en terreno para responder a esta emergencia y ayudar a las víctimas; y están ofreciendo ayuda tanto a los desplazados como a las personas que permanecen en sus hogares por edad o situaciones personales y están sufriendo los ataques de la guerra directamente en su territorio.

En cuanto a World Vision España, ha puesto en marcha una respuesta multipaís que va adaptando a las necesidades más urgentes: repartiendo kits de emergencia, asistencia educativa y apoyo psicosocial a los refugiados que llegan a Rumanía. También están planificando la ayuda a refugiados en Moldavia y a la población afectada en Georgia y Armenia, además de la ayuda en Ucrania con organizaciones socias.

Cruz Roja lleva más de ocho años ofreciendo asistencia médica a la población afectada en la región del Donbas, que sufren interrupciones en el abastecimiento de alimentos, agua o calefacción. Ante la guerra en Ucrania, Cruz Roja Española ha abierto canales de captación para hacer frente a la crisis en su página web, por vía SMS o transferencia bancaria.

Save the Children lleva más de ocho años en Ucrania, en los que ha ayudado a más de 400.000 niños y niñas afectados por la guerra del Donbas. Ante el recrudecimiento y generalización del conflicto con Rusia, la ONG ha incrementado sus esfuerzos para prestar ayuda humanitaria urgente y acogida a los miles de refugiados que huyen de la guerra en Ucrania.

Por su parte, World Central Kitchen, la ONG de José Andrés, ha lanzado un llamamiento para recibir ayuda y poder así seguir entregando comida a los desplazados por el conflicto en Ucrania. Con el lema ‘Peace & Food’, la organización ha pedido a los ciudadanos de todo el mundo que colaboren en esta campaña con donativos a través de Bizum, en el número 03843, según indica la ONG en un comunicado.

Consejos para ayudar a Ucrania

La Fundación Lealtad, institución independiente y sin ánimo de lucro que acredita la transparencia y buenas prácticas de las ONG, ha difundido una decena de consejos para donar ante la emergencia humanitaria que se vive en Ucrania.

Como señala en un comunicado, la actuación de las ONG ante una emergencia, sea del tipo que sea, un desastre natural o un conflicto bélico, exige una logística capaz de responder con rapidez y flexibilidad, ya que de ello depende la eficacia de la acción.

En el caso de la guerra en Ucrania, como en otras situaciones de emergencia, para atender a los afectados es necesario contar con los recursos humanos y materiales para llegar a zonas de difícil acceso y hay que ser capaz de establecer prioridades.

Por ello, cree que la colaboración debe dirigirse hacia entidades que cuenten con experiencia en la gestión de emergencias y/o sean conocedoras de la zona y el contexto donde se ha producido pues, en plena guerra, no todas las ONG pueden llegar y actuar en el país.

«Ante una emergencia, los tiempos son fundamentales. Las ONG que ya trabajan en el terreno y tienen experiencia en este tipo de situaciones, son más efectivas a la hora de canalizar la ayuda de lo que podamos ser los particulares enviando materiales», señala la directora general de Fundacion Lealtad, Ana Benavides. «Las entidades especializadas en ayuda humanitaria cuentan con la logística para poder enviar lo que es necesario, cuando y donde se requiere, por eso es clave apoyar su labor», añade.

También hay que ser precavido porque como denuncia, lamentablemente en estas situaciones, surgen iniciativas que se aprovechan de la solidaridad de otros y reitera que, para que la colaboración sea realmente útil, es importante informarse y donar a entidades capacitadas para actuar.

Por este motivo, difunde una serie de consejos para donar en emergencias, que se suman al sello Dona con confianza que identifica a las ONG que cumplen íntegramente los nueve Principios de Transparencia y Buenas Prácticas.

Informarse antes de donar: cuáles son las necesidades a cubrir, qué se necesita, quién está actuando y cómo. En un conflicto armado, también es relevante informarse de si existe un compromiso de apoyo a alguno de los grupos combatientes por parte de la ONG o si el compromiso se establece exclusivamente con la población civil.

Antes de organizar una recogida de cualquier material, preguntar si la ONG acepta ese tipo de donaciones. Recoger, clasificar y enviar materiales es un proceso complejo y enviar materiales no necesarios complica la gestión en tiempos de crisis. En muchos casos, las ONG especializadas cuentan con material de ayuda humanitaria ya preparado.

Las donaciones en casos de emergencia han de tener las mismas garantías de seguridad relativas a las transacciones electrónicas, privacidad y protección de datos que en cualquier otro momento. Hay que asegurarse de que la ONG a la que se dona tiene experiencia en el campo en el que trabaja pues, además de poder actuar con diligencia y rapidez, la experiencia contribuye al uso eficiente de los fondos. También es importante asegurarse de que la organización está presente en la zona a atender.

Decidir qué actividades se quieren apoyar: en las emergencias hacen falta recursos de diferentes tipos y en diferentes momentos (alimentos, atención sanitaria, tecnología, mantas, medicamentos, etc).

Lo que nunca se debe hacer: no hacer una transferencia o una donación online a nombre de un individuo, debe hacerse siempre a nombre de una ONG. También hay que hacer una revisión mínima de quién está detrás del proyecto social a través de su página web, sus redes sociales, etc.

Después de donar, es conveniente que se consulte la información que la ONG facilita a través de su página web, boletines, redes sociales, etc, e interesarse por el importe recaudado, resultados obtenidos, nuevas necesidades y la evolución de la emergencia humanitaria.

La colaboración será necesaria también en el largo plazo: las aportaciones que se recaudan para una emergencia concreta reciben la denominación de ‘fondos dirigidos’ por lo que las ONG asumen el compromiso de destinarlos al fin para el que se solicitan. Así, si una organización recauda más fondos dirigidos de los que puede destinar a la emergencia, debe comunicarlo a sus donantes.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: