Indignante. Repudiable.  Las palabras no pueden contener todo el odio a la criminal responsabilidad del infame dictador Daniel Ortega sobre la muerte de Hugo Torres, ex comandante de la revolución de 1979.

El héroe sandinista falleció el 12 de febrero, a los 73 años de edad, tras más de dos meses en los que la dictadura mantuvo oculto su paradero físico y condición de salud. Desde mediados de diciembre se desconocía el paradero de Hugo Torres en la cárcel El Chipote, donde estaba enfermo de gravedad.

Torres estaba detenido desde junio de 2021, junto a centenares de presos políticos, que se reclamaron opositores a la dictadura de Daniel Ortega-Rosa Murillo.

Hugo Torres era considerado en Nicaragua como uno de los héroes de la revolución popular que derribó el 19 de julio de 1979 a la dictadura de Anastasio Somoza. Ahora estaba encarcelado bajo la falsa acusación de “traidor a la patria”, por oponerse políticamente al régimen de Ortega.

Hugo Torres, en 1974, arriesgó su vida comandando un operativo para liberar a un grupo de presos políticos de la dictadura somocista, entre ellos a Daniel Ortega. Durante la revolución fue conocido como el “comandante uno”. Participó también de la famosa toma del Palacio Nacional, en 1978, junto a Edén Pastora (“comandante cero “) y Dora Téllez.

En los años ochenta fue condecorado y nombrado general de brigada en el Ejército de Nicaragua, del cual se retiró en 1998. Después de abandonar el FSLN, fue vicepresidente del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y actualmente era vicepresidente de Unión Democrática Renovadora (UNAMOS), una organización política que contiene a varios de los ex- dirigentes sandinistas y otras fuerzas sociales de oposición.

Hacemos responsable a la dictadura de Ortega-Murillo de la muerte del ex comandante sandinista Hugo Torres. Este nuevo crimen no podrá quedar impune. Los pueblos del mundo deben repudiar lo sucedido y reclamar por justicia y libertad de todos los presos políticos de Nicaragua.

Las personas bajo prisión política y diversas organizaciones de derechos humanos, feministas y de izquierda vienen denunciando que son sistemáticos los encierros con aislamiento y desatención médica durante largos meses, lo cual constituye una forma de tortura. Así llevaron a la muerte a Hugo Torres.

Bajo la misma acusación que tenía Hugo Torres, de “traidor a la patria” y “sedición”, acaban de condenar a 15 años de prisión a Dora Téllez, otra ex comandante de la revolución, y a 10 años al joven luchador Yader Parajón, entre otros. Bajo las mismas condiciones será juzgado, entre otros, Víctor Hugo Tinoco también ex comandante de la revolución.

Desde la UIT-CI exigimos la inmediata liberación de todas las personas encarceladas por razones políticas. Oponerse a la violación de las libertades democráticas por parte de la dictadura burguesa de Ortega y Murillo no es un crimen, es el deber de todo el pueblo trabajador nicaragüense. Llamamos a toda la militancia de izquierda, socialista, democrática, de Latinoamérica y el mundo a rechazar las farsas judiciales ante las embajadas y consulados de la dictadura orteguista. Exijamos la ruptura de relaciones diplomáticas con la dictadura y organicemos la solidaridad internacional con el pueblo explotado de Nicaragua.

¡Libertad ya para Dora María Téllez, Víctor Hugo Tinoco, Ana Margarita Vijil, Yader Parajón, Léster Alemán, Muhamar Vado y todas las personas encarceladas y sometidas a torturas por disentir de la dictadura!

Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI)

Articulista en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Lucha Internacionalista es una organización política marxista revolucionaria: trotskista. Se constituyó en mayo de 1999 por militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT).

Comparte: