12 junio, 2021

Nace el Sindicato de Personas Sin Hogar: «Nos dejan morir de frío mientras hay miles de pisos vacíos»

La pandemia ha hecho crecer el número de personas que viven en la calle, tanto que en Barcelona ha nacido el primer Sindicato de Personas sin Hogar, una asociación que les permitirá tener más fuerza a la hora de solicitar a las administraciones que les garanticen los derechos más básicos: comida y techo. Así, lo primero que reclaman es un «plan de choque para erradicar el sinhogarismo en Barcelona».

La presentación del sindicato se ha llevado a cabo en la Plaça Sant Jaume. (@SindicatSense)

El acto de presentaciónse ha llevado a cabo en la plaza de Sant Jaume, donde han denunciado que «mientras morimos de frío, en Barcelona hay miles de pisos vacíos». «Somos miles de personas en Barcelona viviendo en la calle o malviviendo en naves ocupadas, muchos somos nuevos y nos hemos encontrado en esta situación a causa de la crisis social generada por la Covid-19», afirman desde el sindicato.

Explican que están «cansados» de no disponer de un hogar y de recibir «agresiones y soluciones temporales e insuficientes», y recuerdan que vivir en la calle acorta en 20 años la esperanza de vida. Para encontrar soluciones, piden una reunión con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y con el próximo gobierno de la Generalitat para «crear una mesa de trabajo» en la cual las personas sin hogar y las entidades sociales puedan plantear medidas contra el sinhogarismo. «Somos conscientes que se necesiten muchos recursos, personal, trabajadores sociales para el acompañamiento y psicólogos, por eso mismo pedimos más recursos, nos morimos y se nos va la vida», han sentenciado.

El colectivo acusa al Ayuntamiento y la Generalitat de ofrecer unos recursos para ayudarles que son «una vergüenza» y critica los pabellones de la Fira organizados durante el estado de alarma. «Nos apilan como animales. No tenemos agua para beber ni lugares para todos donde comer ni tampoco taquillas para dejar las cuatro cosas que tenemos. La comida no es decente», se quejan.

Esta plataforma advierte que la cifra de personas sin hogar ha subido un 22% durante la pandemia y definen un «racismo institucional» contra ellos por no tener documentos legales para vivir. También ponen el grito en cielo porque este 20 de marzo se cierren «diferentes albergues, algunos municipales con la excusa de que se acaba la campaña de invierno».

Puedes leer el comunicado fundacional del sindicato a continuación:

SINDICAT SENSE LLAR - PRESENTACIÓ