El último pleno del Ayuntamiento de Barcelona antes de las vacaciones de verano ha aprobado la prohibición de fumar en todas las playas del litoral barcelonés.

La medida entrará en vigor la próxima semana, una vez se haya publicado en el BOPB, y se mantendrá todo lo que queda de año en las 10 playas barcelonesas.

La ordenanza, aprobada con los votos de Barcelona en Comú, PSC, ERC, Junts y Ciutadans, prevé sanciones de hasta 30 euros a quien incumpla la norma de forma reiterada.

El PP, Valents y la concejala no adscrita Marilén Barceló se han abstenido argumentando que son contrarios a este tipo de prohibiciones.

La prohibición incluye tanto el consumo de tabaco como el de cigarrillos electrónicos y tanto en la arena como en el agua. El único lugar donde se podrá fumar será en los chiringuitos-bar instalados en la arena.

La medida tiene como principales objetivos proteger la salud, mejorar la convivencia en las playas, reducir la contaminación que provocan las colillas y proteger el medio ambiente.

El tabaquismo es la principal causa de muerte evitable, según la OMS y las colillas del tabaco, un residuo altamente contaminante que tarda décadas en degradarse. De hecho, son de los residuos más abundantes en el litoral mediterráneo y representan un 25% del total de desechos marinos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: