Mario Camus durante una mesa redonda celebrada en la Seminci 2011. (WC)

El cineasta santanderino Mario Camus, director de ‘Los santos inocentes’, ha fallecido en Santander a los 86 años tras una larga enfermedad. Tras una treintena de películas e innumerables creaciones como guionista y realizaciones para televisión, deja una de las huellas más sólidas del cine español del último medio siglo. El cineasta, autor de títulos capitales como Los santos inocentes y La colmena, destacó sobre todo por sus adaptaciones literarias, aunque su obra es muy rica y no faltaron guiones originales en su filmografía.

Mario Camus estudió Derecho y posteriormente en la Escuela Oficial de Cine. Perteneció a la generación del Nuevo Cine Español de la que forman parte, entre otros, Carlos Saura, Basilio Martín Patino, José Luis Borau, Julio Diamante, Miguel Picazo y Manuel Summers.

Ganador del Oso de oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín en 1983 por La colmena. En 1984 en el Festival Internacional de cine de Cannes ganó la mención especial del jurado ecuménico por Los santos inocentes, una de las películas españolas más conocidas por los espectadores. Por estas dos películas obtuvo un gran reconocimiento como cineasta, tanto a nivel internacional como nacional.

Fue reconocida su maestría en la adaptación de textos literarios al cine, como se comprueba en las películas basadas en obras de Calderón de la Barca y Lope de Vega (La leyenda del alcalde de Zalamea, 1972), Ignacio Aldecoa (Young Sánchez, 1964, Con el viento solano, 1967 y Los pájaros de Baden-Baden, 1975), Pérez Galdós (la serie de televisión Fortunata y Jacinta), Camilo J. Cela (La colmena, 1982), Miguel Delibes (Los santos inocentes, 1984), García Lorca (La casa de Bernarda Alba, 1987).

Junto a un cine más comercial al servicio del cantante Raphael y de Sara Montiel en los años sesenta y junto obras de género, como el western La cólera del viento (1970) o las historias de amor conflictivo Volver a vivir (1968) y La joven casada (1975), realizó sus películas más personales ya en la década de los noventa, con el análisis del terrorismo de ETA presente en Sombras en una batalla (1993) y La playa de los galgos (2002) y las fábulas críticas con la sociedad capitalista Después del sueño (1992), Adosados (1996) y El color de las nubes (1998).

Su labor en series de televisión fue igualmente notable, con éxitos muy populares en la década de 1970 (Los Camioneros y Curro Jiménez) y posteriores proyectos con mayor ambición artística y grandes repartos como Los desastres de la guerra y la adaptación de Fortunata y Jacinta.

En su trayectoria profesional realizó también alguna incursión a la dirección escénica teatral, y así fue responsable del montaje de ¿Por qué corres, Ulises? (1975), de Antonio Gala.

Escribió los libros de relatos Un fuego oculto (Madrid, 2003) y Apuntes del natural (Santander, 2007), que la editorial Valnera recopiló en 2011 bajo el título 29 relatos.

Mario Camus ha sido incinerado este sábado. Por expreso deseo de la familia, que desea vivir estos momentos en intimidad, no se celebrará ningún funeral.

Comparte: