El portavoz del Gobierno ruso, Dimitri Peskov, ha acusado a Occidente de ser responsable de la tensión que se vive en el este de Europa y ha señalado que utiliza «una amenaza fantasma» para suministrar armas a Ucrania.

«Con el telón de fondo de una amenaza artificial y fantasma que supuestamente emana de Rusia, los países occidentales siguen inundando a Ucrania de armas, proporcionando sus asesores militares y, en general, consintiendo las provocaciones de Ucrania en lugar de hacerles ejecutar los acuerdos de Minsk, aprobados por el Consejo de Seguridad de la ONU», ha denunciado Peskov, tal y como recoge la agencia rusa TASS.

A su juicio, «eso significa que los niños, los ancianos y las mujeres seguirán muriendo en el este de Ucrania», ya que «el Gobierno de Kiev está librando una guerra sin previo aviso contra ellos durante muchos años». Es más, lamentó, los países occidentales buscan complacer las provocaciones de Ucrania en lugar de obligarla a ejecutar los acuerdos de Minsk, aprobados por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU). La política de estos países sigue causando muertes entre la población civil en el este de Ucrania, tal y como advirtió el diplomático ruso.

Alerta máxima

El Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) anunció el lunes que ha puesto a 8500 militares en estado de alerta máxima para un posible despliegue en Europa como parte de las tropas del bloque militar “si Rusia invade Ucrania”, una decisión que, según Moscú, aumenta las tensiones.

Desde 2014, el Ejército ucraniano ha emprendido una lucha contra los independentistas del Donbás —región del este de Ucrania y limítrofe con Rusia—. No obstante, la tensión se ha disparado mientras el Occidente acusa a Kremlin de planear una invasión militar a Kiev a principios de este 2022, argumentando la acumulación militar rusa en la zona, una acusación rechazada por el país euroasiático.

Croacia retirará tropas de la OTAN en caso de conflicto

El Gobierno croata denuncia que EE.UU. está escalando las tensiones entre Moscú y Kiev y adelanta que, en caso de conflicto, retirará sus tropas de la OTAN.

El presidente de Croacia, Zoran Milanovic, acusó el martes a Estados Unidos de provocar la crisis en Ucrania y aseguró que, en caso de que la escalada derive en choques bélicos, como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de este país miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), encabezada por Washington, retirará “hasta el último soldado” croata que se encuentra en la zona de conflicto.

“Como comandante en jefe, he seguido de cerca las declaraciones que indican que la OTAN —no un país, no EE.UU.— está aumentando su presencia y enviando algunos barcos de reconocimiento. En caso de escalada, Croacia retirará hasta el último soldado. Nosotros no tenemos nada que ver con esto o no lo vamos a tener. Eso se lo garantizo”, señaló el mandatario croata en un discurso televisado.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: