«¡Aquí no ha terminado nada!», es el título del manifiesto conjunto que ha movilizado a miles de personas en Barcelona -6.500, según la Guardia Urbana, y 30.000, según la organización- contra la cumbre hispano-francesa que ha reunido a Pedro Sánchez y Emmanuel Macron en la capital catalana.

Los manifestantes se han concentrado desde las 9 de la mañana en las Cuatro Columnas de Puig y Cadafalch, a los pies de Montjuïc, convocados por el Consell de la República, la ANC y Òmnium, junto con una treintena de entidades más y el apoyo de ERC, Junts y la CUP.

«La única normalidad democrática en los Països Catalans es la movilización continua de una sociedad decidida a defender sus libertades nacionales, a ejercer sus derechos civiles y políticos, y a vivir en una República catalana, independiente, justa y libre para todos», apunta el manifiesto conjunto que se ha leído en la concentración.

Coincidiendo con el recibimiento oficial del presidente Pere Aragonès a los mandatarios español y francés y con el inicio de las reuniones, ha habido una sonora pitada que se ha alargado media hora. Los mandatarios estaban lejos de la concentración, protegidos por un gran dispositivo policial.

Una segunda manifestación de los CDR

A las once y media, los Comités de Defensa de la República (CDR) han iniciado una segunda manifestación, hasta el consulado francés en Barcelona. «Lucharemos hasta la independencia» o «1-O, ni olvido ni perdón» son algunos de los lemas que se han podido leer en las pancartas de la protesta, que ha cortado la Gran Via congregando a un millar de personas.

Hacia la una de la tarde, se han desplazado con la intención de dirigirse a la plaza de Sant Jaume, según han anunciado ellos mismos con megáfonos. Varios agentes de los Mossos d’Esquadra los han detenido en la plaza de Catalunya, donde ha habido algunas escenas de tensión y algún porrazo.

Más tarde, han llegado ante el Palau de la Generalitat, donde han desplegado una pancarta con el lema «Defendamos el mandato del 1 de Octubre».

Josep Costa y el vicepresidente de la ANC denuncian porrazos

Los Mossos d’Esquadra han cargado contra algunas personas durante la manifestación de los CDR. Dos de los manifestantes que han sufrido los golpes han sido el vicepresidente de la ANC, Jordi Pesarrodona, y el exvicepresidente del Parlament, Josep Costa, quien ha responsabilizado al consejero de Interior, Joan Ignasi Elena.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: