Instante de la entrevista que la víctima ha concedido a TV3.

Un joven homosexual denuncia que fue víctima de una agresión homófoba durante el macrobotellón del fin de semana pasado en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), cuando intentaba defender a su amiga de los comentarios machistas de la persona que después lo agredió. Los dos han presentado una denuncia ante los Mossos d’Esquadra, que están investigando el caso.

«Todo empezó como una agresión machista y acabó con una agresión homófoba. Hemos decidido denunciar porque hay muchos casos de agresiones homófobas y machistas y no podemos quedarnos callados cuando los agresores salen impunes», ha explicado la víctima, Andrés León Padilla, en el programa «Planta baixa» de TV3. Además, ha dicho que el comportamiento machista contra la chica pasó de las palabras a los escupitajos, y que cuando él intervino, el agresor le golpeó y lanzó por un barranco entre amenazas e insultos. Andrés ha relatado también que él y su amiga suelen ir al Campus a ver a amigos que viven en la Villa y que aquel viernes se encontraron con el macrobotellón.

Un joven, -ha explicado Andrés-, empezó a hacer comentarios desagradables y machistas a su amiga. Cuando esta le dijo que la dejara en paz, la empezó a insultar y a escupir en la cara. Cuando Andrés intervino, el agresor se encaró con gritos homófobos y amenazas de muerte. «Yo no lo insulté porque temíamos que él y los amigos con quienes iba nos apalearan a los dos», explica. Pero Andrés recibió un puñetazo en la cara que lo tumbó. Cuando se levantaba del suelo el agresor lo cogió y lo echó por un barranco, y en la caída sufrió una herida en una mano.

La denuncia se ha presentado por amenazas y lesiones «con agravante de homofobia», mientras que la chica ha presentado denuncia por amenazas. El agresor y sus compañeros huyeron del lugar de los hechos.

Por otra parte, Andrés ha explicado las dificultades que tuvo para que le socorrieran los servicios de emergencia. Su amiga tuvo que pedir ayuda para sacarlo del barranco, donde se había clavado una rama, pero el 112 no quiso acceder en el campus: «Los del 112 nos dijeron que tenían miedo de subir porque había mucha gente. Más o menos durante media hora me estuve desangrando hasta que nos dijeron que podíamos ir a la rotonda de la AP-7 y allá, finalmente, la ambulancia me trasladó al hospital.»

Andrés asegura que la gente que había el pasado viernes en el Campus no era la habitual, eran más jóvenes «e iban a lo que iban»: «No era gente de la UAB. No nos habíamos encontrado nunca con esto», ha rematado.

La UAB ha calculado en unos 50.000 euros los desperfectos causados por la fiesta, y FGC en unos 4.000 euros los destrozos en tres estaciones -Universidad Autónoma, Les Fonts y Sant Cugat–, por pintadas en el interior de un tren y la rotura de asientos.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.