El asesinato de dos hermanas de Terrassa en Pakistán porque querían deshacer sus matrimonios forzados ha hecho aflorar otros casos en los que chicas jóvenes se ven forzadas a casarse. Lo aseguran los Mossos, que han explicado un caso: una chica -y su hermana- originaria de Bangladés que este jueves acudió a la comisaría de Ciutat Vella, en Barcelona, ​​para pedir ayuda, un paso que muy pocas dan.

La chica es una menor de 17 años, y explicó a la policía que sus padres quieren obligarla a casarse con un hombre de su país. También podrían obligar a casarse a su hermana pequeña. Desde 2009 hasta 2021, los Mossos han tenido conocimiento de 194 casos de matrimonios forzados.

Les retiran la tutela a los padres

En este caso, la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) ha retirado la tutela a los padres de las dos hermanas bengalíes menores de edad ante el riesgo de que las obliguen a casarse con personas que no quieren.

La administración catalana aplicó la situación de desamparo efectivo a las dos hermanas, como protección y tutela. Así, los padres de estas dos jóvenes ya no tienen la tutela legal, sino que esta depende de la DGAIA, ya que ambas son menores de edad.

Faltan recursos

Las asociaciones que trabajan para ayudar a las mujeres a evitar el matrimonio forzado revelan una mayor realidad de esta problemática y denuncian que apenas se destinan recursos a combatir este tipo de violencia machista. También aseguran que el protocolo que ahora mismo tiene la Generalitat para combatir los matrimonios forzosos no es suficientemente eficaz y deben enfrentarse al problema sin herramientas suficientes.

Es lo que explica Núria García, de la asociación Valentes i Acompanyades, de Salt: “Hay semanas que salen cuatro casos, desde chicas que sólo necesitan atención psicológica o apoyo emocional hasta los casos que deben irse de casa y se ven obligadas a empezar una nueva vida. Nosotros les aconsejamos que no viajen al país de origen para que no les ocurra lo que les ha pasado a las dos chicas de Terrassa.”

Esta asociación ahora mismo atiende a 44 chicas, sobre todo de Marruecos, Senegal, Pakistán, India y Gambia, y para alojarlas sólo dispone de dos pisos proporcionados por Habitatge.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: