Marketing online: buscando en la red a nuestros clientes

Internet supone actuar de manera diferente a como estamos acostumbrados. Aunque los principios básicos y los objetivos pueden ser, en esencia, los mismos, los métodos para conseguirlo han cambiado.

Aunque internet se creó en los años 60, primero de manera embrionaria y luego explotando ya definitivamente hace más de 20 años, todavía es algo considerado nuevo. Y todo lo que ya existía antes de su llegada, como el marketing, se ha adaptado o se está adaptando también a las nuevas posibilidades que ofrece en este campo.

Entendiendo y comprendiendo el marketing online

Si el marketing es aquello que busca, mediante procedimientos específicos, de publicidad o comercial vender un producto o comunicar algo, aquí es igual; pero centrado en los nuevos medios digitales e internet.

Hasta que el marketing entendió cómo funcionaba internet pasó un tiempo, pero hoy en día ya está centrada en sus problemas concretos. La interacción es uno de sus puntos fuertes, antes incluso de las pujantes y famosas redes sociales. Las redes sociales, cuyos principios llevan muchas páginas (con debates, calificaciones, valoraciones) las “puede cargar el diablo”, pues un rumor, una equivocación, cualquier giro inesperado de los acontecimientos, puede volverse en nuestra contra.

Entre las herramientas disponibles, tenemos algunas que todos conocemos y otras más alejadas del conocimiento común. Así, el poseer un website o blog es algo que se sabe desde el principio de la red: foros, banners, colocación de anuncios, etc. Algunos, molestos, están siendo puestos en duda por los expertos, pues perjudican más que benefician. Esto, lo de tener una página web, está intrínsecamente relacionado con que los buscadores (principalmente Google), lleguen a “encontrar” nuestro sitio. Es lo que se conoce como SEM (pagando al buscador) o el SEO, que sirve, utilizando ciertos términos clave, para que existamos, que se nos vea, atrayendo el flujo hacia nosotros.

Por último, el mailing o email marketing, directamente asociado a las newsletter y otras formas de comunicación, son de las más deseadas. Al enviar nuestro mensaje a un receptor, en este caso nuestros suscriptores, de manera directa, nos aseguramos que le llega, los lea, y pueda así enterarse de noticias, productos, promociones… Por tanto, el envío de correos masivos puede ser, casi sin lugar a dudas, la pieza central.

Enviar correo masivo

Como hemos visto, una de las opciones más buscadas y valoradas es el mailing, o email marketing. Mail Relay tiene una guía muy completa sobre cuánto y cómo enviar correo masivo a tus suscriptores. Esta guía resuelve la dicha cuestión, y es que es importante para no caer en errores que darían al traste con nuestra estrategia. Algunas webs de la red o blogs como el de Mailrelay poseen guías muy completas sobre este particular. Pero yo te lo explico brevemente.

Lo primero es tener cuidado, puesto que algunos servidores de correo pueden marcarlo como Spam o correo basura, lo que da al traste con nuestro esfuerzo. Por otro lado, el enviar email al libre albedrío hace que no tengamos en cuenta los intereses particulares de nuestros suscriptores o que los productos no estén bien definidos (en vez de ser boletines específicos se acaban vulgarizando), es lo que se llama segmentación. Esto merece la pena sobre todo cuando se lleva a cabo para una generalidad: Black Friday, rebajas de enero, etc.

No es mala idea usarlo para advertir o notificar algo que interese a todos. Desde un cambio en condiciones, oferta o stock hasta una felicitación (porque sepamos la fecha de nacimiento de nuestros clientes, por ejemplo).

Estos son solo unos ejemplos, pero está claro que el cuánto depende de muchas de esta situaciones y el cómo dependerá de la herramienta, pues algunas facilitan la labor o utilizan algoritmos, permitiendo envío inicial a los suscriptores con mejor engagement (en mercadotecnia quiere decir compromiso, entendido eso en este caso como los Me gusta, Compartir, respuesta abriendo el mensaje).

Queda pues claro que el marketing online se ha sabido renovar sin perder la esencia, la de la búsqueda de clientes. Acaso la llegada del envío de correo masivo ha creado un vínculo directo que antes no existía o era más difícil de mantener.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.