Decenas de camiones han realizado una marcha lenta esta mañana por unas cuántas vías del Baix Llobregat, a pesar de que las retenciones han sido las habituales de primera hora de la mañana, según el Servei Català del Trànsit (SCT). Los camioneros han salido de Gavà y después se han dirigido a la B-23 hasta llegar a la autovía A-2, en sentido Barcelona.

Los vehículos han circulado en fila y ocupando un solo carril de la autovía, a unos sesenta kilómetros por hora, por lo cual no han ocasionado grandes retenciones, más allá de los dos o tres kilómetros comunes de entrada a Barcelona. En la Zona Franca, que ha quedado colapsada durante unas horas, se les han unido taxistas de Barcelona, que apoyan sus reivindicaciones.

Transportistas en huelga también han efectuado un corte en la entrada al puerto de Tarragona y en Sabadell, piquetes informativos han detenido camiones para informarles. Ha ocurrido lo mismo a primera hora en Mercabarna. En todos los casos, los camioneros protestan por el elevado precio del gasóleo, que amenaza la viabilidad de sus negocios.

Medidas insuficientes del gobierno

El Gremio de Transportes y Logística de Cataluña ha calificado de insuficientes e inconcretas las medidas que ha propuesto hasta ahora el gobierno para ayudar al sector y ha reclamado que se garantice la estabilidad de los precios de los carburantes.

En un comunicado, la organización ha alertado que, si no se toman medidas excepcionales, habrá una situación parecida a la crisis económica del 2008, cuando miles de transportistas perdieron su trabajo.

Este gremio forma parte de la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España, Fenadismer, que ayer mantuvo una reunión de más de ocho horas con la ministra de Transportes española para analizar la problemática actual y las protestas de una parte de los transportistas, que se encuentra en huelga indefinida.

Mercabarna alerta de la entrada de un 50% menos de pescado

La huelga de transportistas ha provocado un descenso del 20% de la entrada de fruta y de un 38% de pescado en Mercabarna esta semana. Las incidencias en los puntos estratégicos logísticos se han repetido desde el lunes, momento en el cual se inició el paro protesta contra la escalada de precios de los combustibles.

Los mayoristas barceloneses han notado como durante la madrugada del viernes entraba un 50% menos de pescado, pero se ha podido compensar con el producto que sobraba de este jueves y finalmente se ha podido ofrecer un 80% del género habitual.

Con respecto a la fruta, este viernes se han encontrado con una situación de «prácticamente normalidad». Los productos más afectados son los que vienen del sur de España, como la fresa, o de Galicia, como el mejillón. En muchos puntos del estado español, las protestas también son secundadas por agricultores y ganaderos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: