El exalcalde socialista de Sabadell Manuel Bustos ha ingresado hacia las 18 h de hoy en el penal de Lledoners para cumplir la pena de tres años de prisión impuesta por una de las causas del caso de corrupción municipal ‘Mercurio’. La condena de la Audiencia de Barcelona por tráfico de influencias era por haber retirado multas de tráfico a familiares, que el Tribunal Supremo avaló.

Tras la sentencia firme, tanto la Fiscalía como la acusación popular ejercida por la plataforma «Sabadell Lliure de Corrupció» apoyaron el ingreso en prisión del exalcalde. Sin embargo, el ayuntamiento -acusación particular en la causa y ahora gobernado por PSC y Podem- no se pronunció en ningún sentido, al no haber podido consensuar su postura con los partidos de la oposición.

Los hechos se detectaron en 2012. Además de Bustos, también se condenó a un intendente de la Policía Local a un año y tres meses de prisión y once años de inhabilitación.

El exalcalde ya fue condenado anteriormente por haber presionado la alcaldesa de Montcada i Reixac, María Elena Pérez, para que contratara a un exalto cargo de la Generalitat durante el gobierno del tripartito. Entonces se le condenó a un año y cinco meses de prisión, pero no llegó a ingresar porque convalidó la pena por una multa.

Otro caso que ha terminado con políticos socialistas catalanes entre rejas es el Pretoria (soborno, corrupción urbanística y blanqueamiento de dinero), con condenas de prisión al principal implicado, Luis Andrés García, alias Luigi y exdiputado del PSC y al exalcalde socialista de Santa Coloma, Bartomeu Muñoz.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.