12 junio, 2021

Los trabajadores del Park Güell protestan para reclamar al Ayuntamiento la contratación de más personal

Los trabajadores del Park Güell -empleados de la empresa municipal Barcelona de Servicios Municipales (B:SM)- realizaron una huelga el pasado sábado y el pasado domingo para reclamar al Ayuntamiento la contratación de más personal y la mejora de las condicionales laborales de la plantilla. Según explicaron desde Comisiones Obreras (CCOO), el consistorio barcelonés se comprometió a contratar a 80 personas más para controlar los accesos al parque, un refuerzo que todavía no ha llegado.

Protesta de los trabajadores en una de las entradas del recinto. (@maccasielles)

Los trabajadores se concentraron a las 7.15 h del sábado en uno de los accesos del Park Güell. A lo largo de la mañana, la treintena de empleados hicieron un recorrido por los alrededores del parque, donde colgaron carteles e informaron a los visitantes que accedían al espacio de su situación. A las 11.00 h, la plantilla leyó un manifiesto y, posteriormente, organizaron una asamblea.El domingo los trabajadores volvieron a secundar el paro.

La huelga de este fin de semana tiene como objetivo denunciar la carencia de personal al parque después del estallido de la crisis de la covid-19. Fruto de la falta de trabajadores, un 35% del personal no de oficina está de baja por ansiedad a causa del estrés que sufren, según los sindicatos.

La empresa, no obstante, defiende que el seguimiento de la huelga ha sido mínimo, puesto que veinte de las treinta trabajadores que protestaron el sábado a las puertas del recinto no trabajaban ese día. Además, ha recordado que la plantilla es de 75 trabajadores, si bien una veintena es personal de oficina y no ha sido llamado a protestar.

El pasado julio, el Ayuntamiento de Barcelona pasó a gestionar las 12 hectáreas del Park Güell declaradas Patrimonio de la Humanidad para poder controlar el aforo y evitar aglomeraciones. Antes de la pandemia, la gestión de la empresa municipal B:SM se limitaba a 1,7 hectáreas. Sin embargo, el número de trabajadores se ha reducido, pasando de los 62 a los 55.

Según Comisiones Obreras, la carencia de personal provoca que muchos trabajadores estén solos durante todo el turno. «Nos sentimos desprotegidos ante cualquier enfrentamiento», explica uno de los portavoces del sindicato, Ricardo Gámez. «Muchas veces estamos solos a las cinco de la tarde en invierno, sin iluminación y sin protección cuando hay inclemencias meteorológicas», lamenta.

Por otro lado, CCOO recuerda que, a pesar del incremento de la superficie a gestionar, el Ayuntamiento de Barcelona tampoco ha contratado más personal de seguridad. «A estas alturas solo hay tres vigilantes de seguridad; si tienes algún problema, tardan mínimo diez minutos en llegar, y esto puede llegar a ser muy peligroso», apunta Gámez.

De cara a esta semana, la intención de los trabajadores es escribir una carta y enviarla formalmente al consistorio barcelonés para desencallar la situación. El el pasado jueves, sindicatos y empresa celebraron una mediación en el Tribunal Laboral de Cataluña que acabó sin acuerdo.