Los tipos de piscinas y las técnicas que son tendencia

Todos los cruceros en una web

Tipos de piscinas

Muchos propietarios de casas sueñan con tener una piscina en el jardín de su casa para disfrutar los días de verano en familia, para hacerlo realidad se debe contratar a una empresa especialista que guíe en la selección de cada detalle.

Un inmueble con piscina adquiere mucho valor y es un elemento que permitirá que la familia pase sus mejores momentos en casa. La idea se puede hacer realidad de forma muy sencilla. Para comenzar es importante tener presente el espacio donde estará la piscina para poder determinar el tamaño y forma adecuada, además se deben decidir los materiales de construcción.

Las piscinas de obra en hormigón

Las personas pueden elegir entre distintos modelos y tipos que existen en el mercado de acuerdo al sistema de construcción. Las más comunes son las piscinas de obra se pueden realizarse en hormigón. Estas tienen una superficie en gresite y cuentan con un vaso de hormigón gunitado, proyectado o armado. 

Las piscinas de hormigón se fabrican de forma tradicional y son muy resistentes, se pueden personalizar fácilmente y poseen una gran durabilidad. Es el tipo más completo y óptimo del mercado. Estas construcciones pueden reformarse con los años, pudiendo ampliar, agregar un spa, integrar escaleras, hacer una zona infantil y más.

El cliente tiene la libertad de elegir la forma y el tamaño, lo cual es una gran ventaja, aunque existen diseños estándar como la ovalada, circular o en “L”, así que, la personalización es posible. La fabricación se puede realizar enterrada o elevada, siendo la primera opción la más popular y la más económica, al ser una excavación menos costosa que el precio total de la base de hormigón.

El revestimiento suele ser en gresite, pero también se puede colocar el liner armado de forma directa. El cliente también puede agregar elementos como luces led, limpiafondos, clorador salino y más. Para tener la obra completa se debe estimar unos 10 a 20 días, dependiendo de los extras, el tamaño, el revestimiento y la excavación.

Las piscinas de poliéster y fibra prefabricadas

Las piscinas de poliéster y fibra poseen muchas ventajas, por lo que muchos propietarios se han inclinado por instalar una de estas en sus viviendas. Las piscinas prefabricadas se colocan de manera rápida y limpia sin crear muchos inconvenientes a su alrededor.

Estas se encuentran fabricadas con resina de poliéster y fibra de vidrio resistente y vienen en una sola pieza, de esta manera, los clientes deben ajustarse a los modelos que hay en el mercado. Es recomendable contratar a un constructor que trabaje con una gran cantidad de fabricantes para poder obtener un diseño acorde a lo requerido. 

El grosor de los materiales de construcción varía según el fabricante y la marca, de este dependerá que posean menos posibilidades de agrietarse. Estas piscinas son perfectas para instalar en climas inestables por el menor tiempo requerido para la instalación, además se ajustan muy bien a condiciones climatológicas variadas. 

El coste es menor y cuentan con formas variadas como rectangulares u ovaladas. Se pueden revestir con liner para piscinas desde su instalación o luego de unos años de uso, para otorgar un mejor acabado que impida que tenga problemas de filtraciones y duren más en el tiempo.

Las piscinas de obra con liner

Otro tipo de piscinas con obra son las fabricadas con liner, las cuales necesitan solo la mitad del tiempo de realización. Estas poseen una estructura armada de hormigón autoportante, prefabricado y monobloque.

Las piscinas de esta clase se pueden adaptar al terreno, tienen una gran calidad y su tiempo de conclusión solo va entre una semana a 10 días. El tamaño a elegir y las formas de los diseños son ilimitadas pudiendo ser seleccionadas por los clientes. La forma se realiza por el ensamble de los paneles de hormigón. 

Se ven similares a las de hormigón y son especialmente diseñadas para facilitar la construcción en espacios interiores. Estas pesan mucho menos que las de hormigón, así que, son apropiadas para azoteas, terrazas y áticos. También pueden tener una fabricación elevada o enterrada, siendo la última la más económica.

Las piscinas de obra con liner también pueden incorporar extras como calefacción, clorador salino, escalera, entre otros. Estas obras no poseen peligro de fisuras y con el liner se recubre para una mejor impermeabilización. 

Las piscinas prefabricadas en acero y liner

Este tipo de piscinas se realizan con un innovador mecanismo, en el que se unen paneles prefabricados los cuales están hechos de acero galvanizado, y para la obra del suelo se usa hormigón armado. Por esta razón se les considera una alternativa entre las piscinas prefabricadas y las de obra. 

Para el revestimiento de la piscina se emplea una lámina de liner de un grosor de 1,5 milímetros, con el que se logra una gran impermeabilización. Para estas se puede seleccionar la forma y tamaño, por lo que se permite una mayor personalización, por eso su precio se eleva un poco más que las de fibra y poliéster.

Cuando no se realiza excavación puede colocarse en unos 5 días, mientras que para una obra de excavación requiere 7 días. El acabado de estas piscinas es de gran calidad, son muy estéticas y por su revestimiento tiene bajas probabilidades de presentar fugas, pudiendo estar en perfecto estado por muchos años. 

¿Por qué el liner armado es tendencia en las piscinas de alta calidad?

La lámina armada de liner se usa para el revestimiento de piscinas por su gran durabilidad, estanqueidad, resistencia y flexibilidad. El material es PVC reforzado de elevada calidad y tiene un buen grosor. Su gran adaptabilidad y limpieza de ejecución permite que se pueda usar en piscinas de diferentes formas y tamaños.

Este material fue primero empleado como revestimiento de vaso de piscinas de paneles de acero, pero luego de observar sus grandes cualidades se ha ampliado a distintos tipos de piscinas, siendo perfecto para cubrir, impermeabilizar y modernizar. 

Después de unos 15 a 20 años, los propietarios pueden cambiar el liner, sabiendo que en todo ese tiempo no se realiza ningún tipo de mantenimiento como la pintura. Las personas también suelen usar el liner para impermeabilizar sus piscinas ya construidas para evitar pérdidas de agua o realizar revestimientos para no tener que cuidar cada cierto tiempo de esta. 

La personalización que permite el liner en las piscinas es muy amplia, pudiendo colocar estampados, relieves, diversidades de colores, textura lisa, antideslizante, entre otros.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.