Los taxistas de Barcelona están alarmados por el aumento de la inseguridad, que denuncian que se produce sobre todo en determinadas zonas de Ciutat Vella, como en el barrio del Raval. El portavoz de la asociación profesional Elite Taxi, Tito Álvarez, asegura en una entrevista a la cadena pública BTV que han detectado un incremento de los robos y agresiones a los taxistas y habla de «zonas de riesgo o puntos negros» en que los conductores tienen miedo de circular.

Por eso, el sector del taxi de Barcelona amenaza con no dar servicio si no se garantiza la seguridad y reclaman adoptar medidas como la instalación de cámaras de seguridad en los vehículos. El debate lo ha puesto sobre la mesa el portavoz de Elite Taxi tras denunciar el caso de un taxista que fue agredido en grupo el 7 de octubre después de sufrir un robo, precisamente en el Raval.

Álvarez explica que cuando cae la noche, circular con el taxi por determinadas zonas de Ciutat Vella es poner en riesgo la seguridad y que los conductores no están tranquilos. Por eso, amenazan con*recomendar al colectivo «evitar determinados puntos» como los entornos de la rambla del Raval. Por eso, exigen que se les permita colocar cámaras de seguridad en los coches como elemento disuasorio, pero también para poder grabar las situaciones de peligro y dar aviso a la policía.

Álvarez ha asegurado que ya han planteado la problemática al Instituto Metropolitano del Taxi (IMET) que no lo ve con buenos ojos, pero que las instalarán «con permiso o sin». Este viernes tienen una reunión técnica agendada con la IMET para hablar de tarifas en la que los taxistas también plantearán esta problemática. Desde el IMET, aseguran que están abiertos a las propuestas que pongan sobre la mesa y han recordado que los taxis tienen un dispositivo de seguridad con un botón que les permite comunicarse directamente con el 112. Un sistema que Álvarez considera que ha quedado «anticuado».

Élite Taxi ha convocado una asamblea este jueves por la tarde y Álvarez apunta que si no tienen el aval del IMET para incorporar cámaras de videovigilancia, plantearán movilizaciones. Además del encuentro con el IMET, Élite Taxi también tiene previsto reunirse con los Mossos d’Esquadra entre mañana miércoles y el jueves. Según explica Álvarez quieren alertar a la policía de la situación de inseguridad que vive el sector, pero también «confirmar con cifras este aumento de agresiones y robos a taxistas que nos llegan».

El Sindicato del Taxi de Cataluña (STAC) corrobora lo que denuncia Elite Taxi y también denuncia un aumento de la inseguridad y la violencia. Aseguran que antes había robos a vehículos estacionados rompiendo las lunas, pero que ahora estos asaltos se producen cuando los conductores están en el interior, por ejemplo, en un semáforo. También alertan que si el taxista se enfrenta, los ladrones son cada vez más violentos.

Sobre las cámaras de seguridad, aseguran que hace tiempo que piden instalar las cámaras en el interior de los taxis, pero que el IMET no les da respuesta. El secretario de Organización, Carlos Fernández, ha reconocido que hay trabajadores que las han instalado a pesar de estar prohibidas por la inseguridad que sienten. Además, ha apuntado que en ciudades como Madrid o Tenerife es una medida que ya está en funcionamiento.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: