Huelga unitaria contra del adelanto del inicio de curso escolar anunciado por el Departament d’Educació la semana pasada. Los sindicatos han anunciado una parada «unitaria» de cinco días en el mes de marzo, sin especificar las fechas, después de que la reunión mantenida esta mañana con el consejero de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, haya acabado sin ningún acuerdo.

«Los sindicatos de educación, de forma unitaria (…) y ante la negativa de sentarse a negociar todos y cada uno de los puntos que tenemos sobre la mesa, convocamos huelga unitaria de cinco días en el mes de marzo», han explicado en un comunicado.

Iolanda Segura, portavoz del sindicato USTEC-STEs, ha asegurado también que el consejero tiene una «actitud prepotente, poco dialogante e inmovilista», y que si mantiene el inicio del curso para el 5 de septiembre, no iniciaran las clases. Los sindicatos dicen que el adelanto del calendario «ha sido la gota que ha colmado el vaso y ha traspasado todas las líneas rojas, y ha roto las negociaciones con la parte social».

Reprochan a Educación que la medida se ha tomado de manera unilateral y exigen al consejero que dé marcha atrás, porque no ven bien que las clases empiecen una semana antes de lo habitual, el día 5 de septiembre en primaria y el 7 en secundaria.

En cuanto a la huelga anunciada para marzo, los sindicatos aseguran que no desconvocarán «ningún día» si no consiguen negociar una serie de «objetivos», entre los cuales un 6% del PIB en inversión, la reversión de los recortes, el currículum o el decreto de plantillas.

La oposición de los sindicatos al nuevo calendario escolar ha llevado una trentena de personas a encerrarse en el departamento y pasar la noche en el pasillo ante el despacho del consejero (ver imagen).

«No afecta derechos laborales»

Gonzàlez-Cambray, por su parte, ha defendido que el adelanto del inicio de curso «va en beneficio del alumno» porque «reduce el tiempo de desconexión en verano» y «el alumnado vulnerable tendrá más días de beca-comedor». También de las familias, porque considera que aumenta la conciliación.

Además, ha querido remarcar que «no afecta a los derechos laborales», porque «los maestros harán las mismas horas de clase e irán los mismos días en la escuela». El consejero de Educación también ha asegurado que en los últimos años el Consejo Escolar de Cataluña ha hecho cuatro informes que afirman «que las vacaciones de verano son demasiado largas».

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: