Centenares de manifestantes independentistas han impedido el acceso a la plaza Mayor de Vic a una comitiva del PP, encabezada por Alejandro Férnandez y escoltada por los Mossos d’Esquadra, que quería instalar una carpa para exigir la imposición del 25% de horas lectivas de lengua castellana en la enseñanza.

Cuando el grupo de políticos caminaba por el centro de Vic, decenas de personas se han concentrado para impedirles el paso, mientras les increpaban a gritos de «fascistas» o «fuera, fuera» y proferían insultos. En la protesta se han vivido momentos de tensión, con empujones y algún zarandeo, cuando algunos manifestantes se han encarado a los Mossos d’Esquadra que trataban de impedir que se acercaran a los dirigentes populares. Ello ha obligado a un grupo de agentes de la policía catalana —entre ellos de unidades de orden público— a intervenir para garantizar el paso de la comitiva popular y que pudieran celebrar la rueda de prensa.

La carpa ha sido objeto de gran polémica esta semana, después de la negativa del Ayuntamiento de Vic a darles permiso para instalarla. El consistorio alegó que la instalación atentaba contra «la moral, las buenas costumbres ciudadanas o el orden público». Los populares, por su parte, han calificado la negativa de veto y han dicho que denunciarían al consistorio por prevaricación administrativa. El Ayuntamiento de Vic, encabezado por la alcaldesa Anna Erra (JxCat), ya había negado previamente un permiso a la asociación Escuela de Todos por este motivo mismo. Erra, de hecho, había dicho que siempre que fuera posible, no facilitarían a este tipo de entidades ir en contra de la lengua ni de la escuela catalana.

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: