Los Mossos d’Esquadra han desalojado uno a uno a más de un centenar de estudiantes independentistas que se han concentrado este lunes por la mañana, a partir de las 8.45 horas, ante la delegación del Gobierno en Barcelona contra la sentencia del 25% de castellano en las escuelas y la Ley de Convivencia Universitaria (LCU). De ellos, cuatro se han encadenado a unos bidones ante las puertas de la sede, en una acción promovida por el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC). El desalojo ha finalizado sobre las 12.30 horas.

Una decena de furgones de los Mossos d’Esquadra se han desplazado hasta el lugar de la protesta y han encapsulado a los concentrados para evitar que se sumaran más personas. El SEPC ha denunciado a través de Twitter: “Los mismos que dicen luchar por el catalán, hacen política pactando con el españolismo, condenando nuestra lengua a la desaparición y reprimen a las estudiantes organizadas que defendemos nuestra escuela. “¡No sois dignos de nuestra lengua ni de nuestro pueblo!”.

“Seguimos firmes, porque defender nuestra lengua no solo es legítimo, sino también imprescindible si queremos un futuro en catalán”, han apuntado también desde el SEPC.

En un manifiesto, afirman que el Estado es el “auténtico culpable” de la actual situación del catalán y denuncian que la nueva ley de convivencia se ha “hecho a medida” para “desarticular” el movimiento estudiantil.

La portavoz nacional del SEPC, Marta Daviu, ha explicado que están dispuestos a todo “para defender la lengua”. Además, ha señalado al Estado como el “responsable” de “la ofensiva” contra el catalán.

Por otro lado, ha apuntado que a pesar de que la “lucha” dentro de las universidades haya dejado de ser legal, continúa siendo “legítima y necesaria”. “Ahora nos plantamos porque la supervivencia de nuestra lengua no es posible dentro del marco del Estado”, ha declarado.

Por su parte, la portavoz de la Coordinadora de Asambleas Interuniversitarias, Anna Martín, ha afirmado que la acción realizada esta mañana es para “luchar contra las imposiciones y la represión” del Estado.

Además, ha declarado que quieren una universidad pública, de calidad, dotada de recursos y “sobre todo en catalán”. “Por nuestras lenguas y nuestras aulas lucharemos y desobedeceremos”.

Los movilizados han entonado cánticos durante su protesta, como “ayer, hoy y mañana, la escuela en catalán” o “Menos policía y más educación”, entre otros.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: