El resultado desastroso de ERC en las pasadas elecciones municipales se ha cobrado ya su primera víctima. Se trata de Miquel Pueyo, actual paer en cap en funciones de Lleida -el alcalde-. Pueyo, un histórico de Esquerra (ya fue diputado en los años 90), ganó por sorpresa las elecciones municipales de 2019 y se hizo con la alcaldía. Así lo ha avanzado este martes Nació Digital.

El resultado del pasado domingo, pero, no fue el deseado. Perdieron dos concejales (pasaron de 7 a 5) y Pueyo fue avanzado por el PSC y el Partido Popular. Miquel Pueyo comunicó la decisión de no tomar posesión de su acta de concejal a la asamblea de ERC de Lleida. De este modo, el próximo 17 de junio acabará su etapa política en la Paeria.

La renuncia de Miquel Pueyo es la primera en Esquerra Republicana de Catalunya tras los malos resultados electorales. Jordina Freixenet será ahora la jefa de filas de ERC en la Paeria de Lleida. Compartirá grupo municipal con Xavier Estarda, exárbitro de primera división.

Dimisión de Junts per Catalunya también en Lleida

La renuncia de Miquel Pueyo no es la única. El mismo periódico anunciaba minutos antes que Toni Postius, jefe de filas de Junts per Cataluña en Lleida, también abandonaba la política. Postius fue miembro del equipo de gobierno de la Paeria y era el cabeza de cartel el pasado domingo. Perdió un concejal (Junts pasó de 6 a 5 concejales) y quedó en cuarta posición, por detrás de Esquerra.

Toni Postius dejará la política el 17 de junio, el día en que Fèlix Larrosa, del PSC, tomará posesión como paer en cap del Ayuntamiento de Lleida. La nueva líder será Violant Cervera, quien había sido consellera del gobierno de Pere Aragonés por Junts.

Las dos primeras bajas por los discretos resultados independentistas llegan a la vez y en la misma ciudad. Parece que no serán las únicas.

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: