5 marzo, 2021

Los beneficios de la fisioterapia durante el embarazo

Las mujeres embarazadas tienen restringido el uso de medicación y deben evitar los movimientos bruscos y los esfuerzos elevados. Estos son algunos de los motivos por los que la fisioterapia se convierte en un elemento importante durante el embarazo, pero, además, también ayuda a la preparación al parto. Vamos a descubrir cuáles son sus beneficios y, sobre todo, cómo puede una mujer embarazada seguir con sesiones de fisioterapia durante la crisis del coronavirus evitando tantos riesgos como sea posible mediante clases online embarazadas.

¿En qué ayuda la fisioterapia a las embarazadas?

La fisioterapia realizada durante el embarazo tiene múltiples beneficios. Uno de sus propósitos es facilitar el parto natural y, además, la recuperación después de dar a luz. Por otra parte, también es útil para eliminar dolores e hinchazones localizadas como las que suelen producirse en las piernas. Al ser una terapia no invasiva y que no se basa en el consumo de fármacos, se puede realizar sin peligro y combinarse con otras actividades.

Estos son los objetivos que se busca lograr con la fisioterapia para embarazadas:

  • Preparar el tejido perineal para que no sufra desgarros durante el parto.
  • Reducir el dolor durante el parto, así como los problemas de circulación que pueden aparecer.
  • Aprender y adquirir el hábito de cómo se debe respirar durante las contracciones.
  • Ejercitar la musculatura y el suelo pélvico para evitar tanto su deterioro como otros problemas, por ejemplo, la incontinencia urinaria o los prolapsos.
  • Trabajar en ser capaz de controlar la musculatura durante el parto. Esto se consigue con técnicas como el pilates y sus ejercicios.

La fisioterapia, ahora también online

Las mujeres embarazadas son uno de los grupos a los que se les recomienda cuidarse todavía más si es posible del coronavirus para así evitar el riesgo añadido que conlleva para ellas contraer el virus. Por ese motivo, acudir a una clínica de fisioterapia no es algo que muchas de ellas quieran hacer, independientemente de las medidas de seguridad.

Por la situación actual y, en gran parte, también por comodidad para las embarazadas, cada vez observamos una mayor cantidad de mujeres que optan por la fisioterapia online para embarazadas.

El sector ha sabido adaptarse a las circunstancias y encontrar la forma de que un colectivo tan vulnerable en este tiempo pueda seguir accediendo a las ventajas y los beneficios de esta práctica sin tener que abandonar la seguridad de su casa. En estas clases se utiliza un material básico y sencillo de adquirir, compuesto únicamente por una pelota de pilates, una esterilla y una banda elástica. A través de la pantalla, se enseña a las embarazadas la correcta realización de los ejercicios y se trabajan aspectos como la movilidad pélvica, la respiración, el pilates y el fortalecimiento mediante ejercicios del abdomen profundo y el suelo pélvico.

Es de vital importancia que todo se realice adecuadamente, ya que si se intenta hacer por cuenta propia se corre el riesgo de realizar ejercicios de una forma incorrecta y puede que termine siendo dañino o perjudicial para el embarazo.

La fisioterapia es importante durante este período y nadie debería renunciar a ello, especialmente ahora que cabe la posibilidad de hacerlo desde casa, pero también lo es llevarla a cabo de forma segura, por lo que hay que recurrir a profesionales del sector que acompañen a la paciente en todo el proceso y se aseguren de que todo lo que hace entra dentro de aquello que va a generar beneficios, evitando riesgos y problemas para ella y para el bebé.