Los bares y restaurantes de la plaza Reial de Barcelona se quejan de inspecciones «continuas» y sanciones «masivas» por las terrazas. Así lo recoge un comunicado difundido por la Asociación de Amigos y Comerciantes de la plaza Reial en el que explican que han recibido cuatro inspecciones en los últimos dos meses.

Los restauradores consideran que sufren una campaña de «criminalización» de su actividad con «constantes actuaciones sin precedentes» por parte del Distrito de Ciutat Vella y la Guardia Urbana, y reclaman poder trabajar «con normalidad».

Por otra parte, remarcan que la mayoría de las multas se han recurrido y ganado, lo que indica, a su juicio, que las actuaciones «pueden ser concebidas como un abuso de poder o prevaricación». De hecho, aseguran que ha habido casos en los que se han abierto expedientes «por elementos supuestamente no autorizados que ni siquiera están tipificados en las ordenanzas municipales».

Entre las experiencias «de estupefacción» que relatan, destaca un episodio vivido el fin de semana del 8 al 10 de abril, cuando explican que agentes de la Guardia Urbana irrumpieron en la plaza Reial durante la hora de cenar, y empezaron a retirar tablas y, en algún caso, incluso hicieron mover a los clientes alegando que las tablas eran ilegales.

«Los restauradores no tuvieron más remedio que aceptar la situación y, tras presentar alegaciones, pudieron demostrar que no había ninguna irregularidad, hasta el punto de que el 29 de abril, la Guardia Urbana se disculpó por un malentendido entre órdenes internas», dice el comunicado. Sin embargo, aseguran que al día siguiente volvieron a tener inspecciones acompañadas de sanciones y apertura de expedientes.

Consolidación de las terrazas

Los negocios de la plaza Reial acogidos durante la pandemia a la ampliación de terrazas han solicitado la licencia definitiva, según confirma la asociación. En estos momentos, se encuentran a la espera de conocer si les han sido otorgadas estas licencias, aunque, según decreto de alcaldía, hasta que no se resuelva el expediente pueden operar con licencias provisionales.

Desde la Asociación de Amigos y Comerciantes de la plaza Reial recuerdan que la mayoría de miembros son empresas familiares que llevan entre 20 y 65 años en la plaza, y en toda su historia nunca habían recibido tantas inspecciones como ahora. Además, echan de menos más diálogo con los representantes del Distrito.

Algunos vecinos, sin embargo, se quejan del ruido que hay en la plaza Reial. La cuenta de Twitter ‘Amigos de la plaza Reial’ comparte continuamente vídeos en los que puede apreciarse el nivel de ruido. «¿Lugar icónico o causa perdida?», señalan en un tuit.

Por otra parte, la Asociación afirma que mantiene una buena sintonía con los vecinos y dice que éstos consideran justamente que las terrazas favorecen la mejora de la seguridad y la limpieza de la plaza. Por todo ello, piden que se les deje trabajar y que se actúe conjuntamente para garantizar la seguridad, en lugar de cometer «una injusticia» contra bares y restaurantes.

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: