22 enero, 2021

Localizadas 61 fosas de un hospital de la Guerra Civil en Móra d’Ebre

Los arqueólogos han localizado restos de 13 personas, y una vez se haya acabado esta intervención, se excavarán el resto de las fosas
Trabajos de excavación de una de las fosas del Mas de Santa Magdalena, en Móra d’Ebre a 4 de enero de 2021. (Generalitat)
JACOBO PIÑOL

Un total de 61 fosas han sido localizadas en terrenos del Mas de Santa Magdalena, que funcionó como hospital en la Guerra Civil, en la sierra de Cavalls en Móra d’Ebre (Tarragona), lo que ha permitido recuperar, hasta el momento, los restos de trece fallecidos, ha informado este lunes la conselleria de Justicia de la Generalitat.

La Dirección General de Memoria Democrática de la Generalitat ha localizado 61 fosas, la mayoría con unas dimensiones de dos metros de largo por medio de ancho, y todavía se desconoce si son de una sola persona o si hay más de un nivel de entierro.

Los arqueólogos han abierto, de momento, la fosa más grande, donde han localizado restos de 13 personas, y una vez se haya acabado esta intervención, se excavarán el resto de las fosas. Las excavaciones han descubierto también un depósito con material médico del hospital, como tubos o botellitas de cristal.

El Mas de Santa Magdalena, ubicado a las afueras de Móra d’Ebre, había sido usado por el ejército republicano como un hospital de guerra durante la batalla del Ebro, durante al menos los meses de agosto y setiembre de 1938.

Hospital de guerra

El Mas de Santa Magdalena funcionó como hospital de guerra durante al menos entre el mes de agosto y el mes de septiembre del 1938. Uno de los directores fue el médico neozelandés Douglas Jolly, que después se acabaría convirtiendo en un profesional de referencia de la medicina de guerra.

Los arqueólogos no tenían constancia de cuántos individuos podían llegar a aparecer en esta excavación. La única pista de la que disponían era una libreta donde uno de los médicos del hospital, el doctor Miquel Gras Artero, anotó el nombre de unos treinta soldados que murieron durante la estancia en el Mas. Se trataba solo de los heridos que atendió su equipo y, como ha sucedido, en las fosas han aparecido más soldados. La libreta lafacilitó la asociación No Jubilem la Memòria, del Priorat.

El soldado Josep Aubeso

En la lista del doctor Gras hay el nombre de un soldado llamado Josep Aubeso, que coincide con uno de los casos que ya figuran en el Censo de desaparecidos de la Generalitat. Los datos de la defunción encajan y todo apunta que podría estar enterrado en esta fosa. La prueba definitiva será el cruce de datos genéticos.

La fosa del Mas de Santa Magdalena es la 34.ª excavación del Plan de fosas, el programa que desde 2017 planifica y calendaritza la apertura de fosas y los trabajos para identificar a las víctimas. Las excavaciones del Plan han facilitado la recuperación de los restos mortales de 339 personas.

Ocho de estas personas han sido identificadas con el Programa de identificación genética, que es el sistema que dispone de una base de datos con los perfiles genéticos de los familiares de las víctimas y los perfiles genéticos de los restos localizados en las fosas. Los datos se cruzan para ver si existe alguna coincidencia genética.

Además de estas ocho personas, el Programa también ha facilitado la identificación de un vecino de Salamanca recuperado de una fosa de Pamplona, a raíz de un convenio firmado entre los gobiernos de Cataluña y Navarra para compartir el ADN. El hijo de la víctima residía en l’Hospitalet de Llobregat y la Generalitat tenía una muestra genética.

Este enclave supone una nueva actuación del Plan de fosas, el programa que planifica la apertura de fosas y los trabajos de identificación de víctimas, que ha facilitado ya la apertura de 33 fosas y la recuperación de los restos de 339 personas.

Se calcula que en Cataluña hay unas 20.000 personas enterradas en fosas de la Guerra Civil y la Dirección General de Memoria Democrática tiene documentadas 527 fosas.

Real Time Web Analytics