4 diciembre, 2020

Llardecans: un modelo para frenar la despoblación rural a través del arte, la cultura y la educación

La artista Lara Costafreda transforma los 700m2 de la escuela en murales de gran formato como reclamo
llardecans lara costafreda
La muralista Lara Costafreda.
R@MBLA

En 1920, hace un siglo, el municipio de Llardecans (Lleida) tenía 1.386 habitantes. Hoy, desgraciadamente, sólo 451 residen en esta pequeña localidad. El despoblamiento de las zonas rurales viene de lejos, fruto de un largo etcétera de factores que desembocan en la evidencia de que el mundo rural está de baja desde hace muchas décadas y Llardecans no deja de ser un caso paradigmático.

Para revertir esta situación, los vecinos del municipio junto con la Escuela y el Ayuntamiento han decidido organizarse y crear un proyecto para frenar esta deriva (-15 habitantes por año, sin tener en cuenta la aceleración que se puede producir en los próximos años debido a una población altamente envejecida) que calculan que en pocos años podría concluir con el cierre de todos los servicios; la escuela, las tiendas de alimentos, los bares, etc.

A pesar de que el diagnóstico es compartido por la gran cantidad de municipios de todo el territorio, la solución no lo es. Mientras algunos municipios apuestan por planes urbanísticos o turísticos, en Llardecans la solución pasa por el poder transformador del arte, la cultura y la educación y para ello han invitado a la ilustradora Lara Costafreda, reconocida a nivel internacional con proyectos para marcas de prestigio como Chanel, Hermés o Amnistía Internacional entre muchos otros.

La artista ha transformado durante dos meses los 700m2 de la escuela en murales de gran formato con motivos de flora y fauna característicos de la zona, con la voluntad de otorgar al ADN rural de la zona un valor artístico que pueda servir de reclamo para repoblar el municipio y revertir el despoblamiento.

Real Time Web Analytics