Leer un buen libro: uno de esos placeres tradicionales

Leer un buen libro

Leer un buen libro es un placer tradicional que no decae, ni pasa de moda. Hay defensores de los libros en su formato tradicional en papel y cada vez hay más lectores que defienden los libros electrónicos, que acaparan el interés de los lectores asiduos.

Los amantes de los e-book valoran la gran posibilidad de llevar una completa biblioteca en un bolsillo. También, la gran ventaja de adaptar el tamaño adecuado de las letras a las necesidades de cada lector y, sobre todo, el acceso a una cantidad casi infinita de libros a muy bajo coste y , en ocasiones, hasta de forma gratuita.

Lecturas de calidad llegan a los seguidores de las buenas novelas

Los nativos de la era tecnológica, casi todos los niños, están familiarizados con estos formatos de libros digitales y los adultos lo disfrutan cada vez más. El mundo editorial digital publica a diario, nuevas novelas y libros de todo tipo y diversos temas. Cristina Jiménez se estrena como escritora con una novela que toca un tema eterno en la literatura: el amor, y cómo puede cambiar la vida de un hombre y conducirlo por diversos caminos, que lo llevan por un laberinto de vivencias y pasiones.

Sexo, amor, lujuria, mentiras y desilusiones llenan las páginas del Diario de un hombre nuevo, un libro debutante que atrapa desde su inicio. Las vivencias de un neófito en las lides del amor, es básicamente la trama de esta literatura fuerte, intensa, que se deja leer muy rápido, casi sin pausa, pero con mucho suspenso y emoción.

La realidad supera a la ficción, es una frase que aprueban muchos, pero siempre la ficción está inspirada y plagada de situaciones reales, como la violencia de género masculina, que sí existe, física y mental. Inventar falsedades o malos tratos, no permitir al padre separado ver a sus hijos y toda clase de subterfugios para sacarle dinero a la pareja que ahora detestan, son algunas de las situaciones que evoca esta historia.

Una sola denuncia falsa puede hacer tambalear la vida de un hombre o incluso destruirla. Cristina Jiménez, la autora, recuerda que no quiso, en ningún momento, plantear a la protagonista como una abusadora, ni mucho menos machacarla, pero a su vez, tampoco deseaba dejar al hombre, como un santo. Por lo que le costó un poco conseguir un equilibrio.

Lo inapropiado y lo apropiado, lo malo y lo bueno y lo razonable o irrazonable, sin dejar a un lado, plantear una historia honesta, muy fuerte y muy intensa.

Publicar y disfrutar una excelente lectura

Hay géneros y géneros dentro de las novelas. De amor, como en este caso, novela histórica, novela policíaca, cómica, fantástica o terrorífica. Las casas editoriales no suelen segregar los géneros,a  menos que sea una serie especial con un tema específico.

La novela histórica ha tomado un lugar preponderante, pero temas nuevos, como la novela rural o novela rústica, vienen posicionándose por su crudo realismo, con personajes de la provincia, que por su sencillez y humildad acaparan muchas simpatías.

Las editoriales que publican e-books no discriminan las temáticas, como es el caso de Editorial Vive Libro Novelas, que aporta todo lo necesario a la hora de una publicación. Aporta todo lo que puede ofrecer una editorial tradicional y aún más. Permiten una total libertad de decisión y elección, la guía de un editor personal, correcciones de estilo y tipográficas e informes periódicos de lectura.

Se encarga del diseño de las tapas de la cubierta, la maqueta del interior, el ISBN, la impresión, la versión epub y todo lo relacionado con el depósito legal. Coordina la eficiente distribución en las mejores librerías de la península y todo lo que se maneja a nivel online.

Prepara la presentación del libro, su efectiva promoción, el material POP para su difusión, el diseño de un micro website para la promoción, las notas de prensa previas al lanzamiento y todo el proceso, desde los primeros borradores, hasta el lanzamiento final y sus ventas.

Con el apoyo de una editorial como esta, no es necesario que el escritor entregue un texto perfectamente acabado. En el proceso, los miembros de la editorial asesoran y se encargan de algunos errores ortográficos que se hayan colado, retoques de estilo o puntuación o una perfecta estructura de diálogos. Es observado hasta el más mínimo detalle, para entregar un libro perfecto, en toda la extensión de la palabra.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.