Dios los cría y ellos se juntan. En Rambla hemos tenido que repasar varias veces la información de eldiario.es porque no dábamos crédito a lo que estábamos leyendo. La noticia del digital explica detalladamente como la expresidenta del Parlament y vaca sagrada de Junts per Catalunya, Laura Borràs, ha contratado como perito al ultraderechista Emilio Hellín Moro (hoy se llama Luis Enrique), conocido por ser un sanguinario torturador y asesino durante la transición.

Emilio Hellín fue condenado por secuestrar, torturar y asesinar a Yolanda González, una joven estudiante bilbaína que cursaba sus estudios en Madrid. El 1 de febrero de 1980 fue secuestrada por militantes de Fuerza Nueva que se hicieron pasar por policías en su piso de estudiantes en el barrio de Aluche. Uno de ellos era Hellín, quien acudió acompañado de Ignacio Abad Velázquez, otro ultraderechista que participó en la tortura y el asesinato de la joven.

Tras reducirla en su piso y torturarla en el coche, Hellín le disparó en la cabeza a quemarropa, luego fue rematado por su compinche de otro disparó. Yolanda González era incómoda para el sistema. Líder estudiantil de inspiración trotskista, encabezó las luchas universitarias durante la transición tardía. La ultraderecha la tenía en el punto de mira hasta que la ‘cazó’ de la peor manera.

En 1982 Hellín fue condenado a 43 años de cárcel. Cinco años después se fugó a Paraguay aprovechando un permiso penitenciario. En el 89 la Interpol lo capturó y entregó al estado español. En 1996 consiguió el tercer grado y desde entonces campa a sus anchas por las calles.

Vender el alma al diablo

Que Laura Borràs no tiene la mínima empatía por el prójimo lo supimos el pasado mes de agosto cuando no dudó en alentar a los independentistas que boicotearon el homenaje a las víctimas del atentado de las Ramblas. Para salvar su trasero en el juicio por corrupción (presuntamente, otorgó dinero público a sus amiguetes cuando estaba al frente del IEC) no ha dudado en contratar a este cipayo que, según sus indagaciones, quiere desmoronar la instrucción policial. Hellín ha realizado un informe en el que asegura que los Mossos d’Esquadra obtuvieron correos electrónicos clave en la investigación sin aval judicial. De momento, la Fiscalía ha pedido que se aparte a Hellín del caso y que no se tenga en cuenta su informe. Veremos qué escusa suelta ahora la ‘presidenta’.

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.