El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dejado a un paso de juicio a la presidenta del Parlament, Laura Borràs, por «abusar» de su cargo al frente de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC) para adjudicar contratos a dedo a un amigo.

En un auto, el magistrado del alto tribunal catalán Josep Seguí concluye, una vez finalizadas las últimas diligencias de instrucción, que hay suficientes indicios para enviar a juicio a Borràs (JxCat) por los delitos de prevaricación, fraude, falsedad en documento mercantil y malversación en su etapa al frente de la ILC, entre marzo de 2013 y febrero de 2017.

Según el juez, los indicios en este procedimiento, «evidenciarían» que Borrás «abusó» de sus funciones como directora de la ILC dictando «resoluciones injustas» para adjudicar 18 contratos menores, «con plena conciencia» de que «entraban en contradicción con las exigencias de la legislación reguladora de los contratos del sector público», para «favorecer» a un amigo.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: