Las vacaciones que siempre sueñas están en Japón

Hace unas décadas, el continente asiático era el gran desconocido para gran parte de la población. Se veía con recelo viajar a estos países por muchos motivos, pero esa concepción ha cambiado en los últimos años. Uno de los viajes más importantes en la vida de una persona, la luna de miel, va ganando fuerza la opción de poder visitar naciones muy diversas de este continente. La inexplorada Tailandia, la espectacular China, o la progresista Japón son algunos de los ejemplos por los que muchas personas se decantan a la hora de tan especial experiencia.

El mundo está cambiando, eso no hay ninguna duda. Lo que antes podría ser un viaje único, ahora muchas personas optan por gastar sus días de vacaciones haciendo un viaje a estos países, siendo este hecho una forma de vida actual en el siglo en el que vivimos. Nuestros antepasados, tardaban muchos años en poder ver el mar por primera vez, o hacer un viaje de más de dos horas en coche, pero en la actualidad esta concepción ha cambiado radicalmente, y la posibilidad de vivir otras culturas y nuevas experiencias, hacen que países como Japón cada año tenga más adeptos turísticamente hablando.

El gran público concibe el país del Este de la Costa Asiática como una nación puntera en el ámbito tecnológico. Esto es cierto, pero Japón es mucho más que esto. Su cultura, sus gentes, sus tradiciones, y su gran variedad de zonas hacen del país nipón se convierta en uno de los más apetecibles a la hora de pasar una semana de asueto en un país foráneo.

A todo ello hay que sumarle el gran acontecimiento que tendrá lugar en Tokio el próximo verano, los Juegos Olímpicos. Un acontecimiento de tal calado que para al mundo, y que mueve a cantidades ingentes de personas para animar a sus compatriotas en las múltiples disciplinas deportivas que se ponen en liza. Si Pekín asombró al mundo, los japoneses probablemente organicen los mejores y más espectaculares JJOO de la historia.

Pero no solo de eventos deportivos vivirá el turismo japonés. La oferta del país nipón es muy variada, teniendo zonas de obligada visita para todo aquel que desee vivir la magia del este asiático. Comenzando por la capital, Tokio, los visitantes podrán disfrutar del Palacio Imperial, lugar donde reside el actual emperador, además de disfrutar de cada rincón de la urbe más tecnológica del globo.

La siguiente parada de cualquier viaje, debe enfundarse en la gastronomía típica de la región. Sin duda, uno de los lugares que cumple con este requisito es Osaka, situado al este de la capital. El akoyaki (bolas de pulpo fritas),  okonomiyaki, una tortilla con huevo y repollo, son algunos de los argumentos nutritivos que hacen del país nipón un canto para los sentidos del gusto y del olfato, gracias a estos platos de carácter tradicional, y que ya disfrutaban los ancestros que vivían en la isla asiática. La isla de Okinawa, conocida por su clima tropical y sus maravillosas playas debe ser también parada obligada de cualquier visitante que pise tierra japonesa.

En definitiva, la oferta turística japonesa no tiene límites, y año tras año la nación nipona va dando pasos para convertirse en un referente turístico a nivel mundial.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.