Las urgencias del Hospital del Mar de Barcelona están colapsadas. Según el grito de auxilio que han lanzado desde la unidad médica, el día 14 de diciembre llegaron a albergar a 241 pacientes, 145 más de su capacidad. Y es que desde hace semanas, el personal médico tiene que atender a más de 200 pacientes al día, hecho que convierte el colapso en algo «crónico», según el Comité de Empresa.

Hay tantos pacientes que muchos de ellos tienen que estar en los pasillos o en «una silla» en «cualquier rincón», puesto que la unidad solamente tiene un centenar de boxes. También se dan casos en los que se tienen que retener las ambulancias del SEM porque los pacientes no caben.

La mayoría de las personas que acuden son mayores de 80 años, hecho que complica la situación porque se trata de pacientes frágiles que necesitan varios días para recuperarse. La causa principal son los virus respiratorios, entre ellos la gripe, el rinovirus o el covid.

Los propios médicos de guardia ya advirtieron a la dirección en una carta en la que alertaban de la situación: pacientes mal supervisados y una calidad asistencial precaria. «Las guardias en urgencias son indescriptibles», dicen. Todo ello provoca en los médicos «un estrés físico y mental más allá de lo soportable».

Una de las causas que apuntan desde el Comité de Empresa es que «tenemos una asistencia primaria devastada». A esto hay que sumar que muchos pacientes prefieren ir directamente a urgencias antes que pedir cita al CAP por problemas de salud relativamente leves.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: