3 diciembre, 2020

Las peculiaridades de la dieta Mediterránea de Mallorca, ¿en qué restaurantes podemos degustarlas?

DIETA MEDITERRANEA
La cocina mallorquina utiliza materias primas de altísima calidad.
R@MBLA

Desde el mundo de la gastronomía y de la nutrición, se ha escrito mucho sobre la dieta mediterránea. Es considerada por la mayoría de expertos la dieta más recomendable y la que más beneficios aporta a órganos tan importantes de nuestro cuerpo como pueden ser el corazón y los riñones.

Desde el mundo del turismo, mucho se ha escrito también sobre los lugares donde poder disfrutarla y, ¡vaya suerte tienen! En España, los enclaves que cuentan con una tradición de cocina mediterránea bien arraigada no solo destacan por este motivo, sino que, además, todos son destinos turísticos consagrados que sobresalen por poseer unos paisajes arquitectónicos bellísimos y por estar rodeados de una naturaleza que desprende salud.

En este artículo, profundizaremos en las peculiaridades de la dieta mediterránea más típica de Mallorca, isla conocida mundialmente por sus playas y su gastronomía. Además, revelaremos los mejores restaurantes donde poder disfrutarla.

Los platos típicos de la gastronomía de Mallorca

Dentro de la tradición culinaria mallorquina no existe un protagonista claro. Podrían ser las hortalizas, pero también el arroz o los productos cárnicos; si tenemos que ponernos de acuerdo, probablemente el denominador común que no falla en ninguno de los platos es la calidad.

Si queremos conocer más de cerca estos platos elaborados con productos de calidad, para ir abriendo boca podemos echar un vistazo al ranking de los mejores restaurantes de Palma en JustEat. No podemos dejar de visitar tampoco la carta de los restaurantes Celler sa premsa o Ca n’Eduardo. Situados en la capital de la isla, cuentan con una oferta gastronómica muy completa, con un menú elaborado con productos autóctonos de temporada.

Entre los platos tradicionales de Mallorca más destacados, encontramos:

  • Coca de Trampó: se trata de una deliciosa masa de coca recubierta exclusivamente por verduras como pimientos rojos y verdes, tomates y cebolla. El aceite de oliva, como no podría ser de otra manera, también corona esta receta.

  • Arròs brut: este arroz destaca por su sabroso caldo cocinado con carne, embutidos como la famosa sobrasada, hortalizas y setas.

  • Tumbet: es un plato cocinado con verduras de temporada provenientes de la huerta de Mallorca. Suele elaborarse con berenjenas, patatas y pimientos a los que se añade una salsa de tomate.

  • Escaldums: guiso elaborado con aves, generalmente pollo o pavo, acompañado de patatas, almendras y una jugosa salsa de vino y especias.

  • Sopa mallorquina: de nuevo nos encontramos ante un plato repleto de verduras, en esta ocasión: cebollas, coliflor, tomates, espinacas, col, guisantes, alcachofas y pimientos verdes se conjugan para crear el sabor de esta sopa.

  • Caracoles a la mallorquina: preparados en un caldo de perejil, ajo, hierbabuena y guindilla ¡no querrás dejar de repetir!

  • Empanadas mallorquinas: existen con diferentes rellenos, pero comparten un secreto, en su interior con mucha frecuencia, podemos encontrar sobrasada, lo que les da un toque delicioso.

Si para terminar nos apetece un postre, las ensaimadas, los buñuelos antiguos mallorquines o una deliciosa coca de Sant Joan nos estarán esperando para darnos un pequeño capricho de azúcar, que nos podemos permitir después de un menú cien por cien mediterráneo y saludable.

Real Time Web Analytics