24 octubre, 2020

Las habilidades que se desarrollan en el juego de cartas

JUEGOS DE CARTAS
Los juegos de cartas fortalecen la memoria y la agilidad mental.
CLAUDIA ORTIZ

Los juegos de cartas son uno de los pasatiempos con más adeptos en todo el mundo. Y el número va en aumento desde que se han popularizado en las plataformas online. Lo que quizá no sepan estos aficionados es que jugar a los naipes ayuda a desarrollar no pocas habilidades mentales.

¿Qué habilidades se desarrollan con los juegos de cartas?

Concentración

Para mejorar la capacidad de atención (que hoy es aproximadamente de 5 segundos) hay que entrenarla. El cansancio produce falta de concentración, sobre todo cuando llevamos mucho tiempo con la misma tarea. En una partida, desconcentrarse puede equivaler a quedarse fuera. Por eso, buscar la victoria es una excelente motivación para seguir atentos. Y es extrapolable a cualquier quehacer que tengamos entre manos.

Pensamiento lógico

El pensamiento lógico nos ayuda a relacionar los objetos y las cosas que suceden. Establecemos comparaciones a través de la observación y el análisis. Todo jugador de cartas sabe que estas habilidades son esenciales para seguir las partidas y tomar las decisiones correctas.

Rapidez mental

Pensar rápido es algo que no todo el mundo hace de forma innata. Pero se puede entrenar. Y, curiosamente, no tanto para dar siempre con la respuesta adecuada como para ser capaz de sopesar diversas alternativas en cuestión de segundos. ¿Acaso quieres poner a prueba tu agilidad mental? Intenta solucionar este ejercicio de matemática.

Memoria

En los juegos de naipes los participantes tienen que procesar una gran cantidad de información. La memoria sirve para organizarla de forma que se pueda acceder rápidamente al dato que interesa en cada momento.

¿Cuáles son los mejores juegos de cartas para desarrollar estas habilidades?

Brisca

En este juego hay que contar y recordar las cartas que van saliendo. Además, hay que concentrarse al mismo tiempo en comunicar los movimientos a los compañeros a través de señas. Así pues, la memoria y la concentración son esenciales.

Blackjack

En este juego de apuestas, los jugadores con más capacidad para calcular las cartas y recordarlas tienen ventaja. Para entrenar estas destrezas no es necesario acudir al casino; también se puede ir a jugar al blackjack a este sitio web. Más práctica se hace, más se aprende: el objetivo es familiarizarse con las muchas variedades que existen y aprender a desenvolverse con la misma destreza con una baraja o con varias.

Póquer

Un jugador de póquer no puede tener mala memoria. Lo mismo pasa con el pensamiento lógico, que se usa para deducir las estrategias de los adversarios. Además, conviene recordar con precisión tanto la información del juego como los patrones de conducta. El póquer es una excelente práctica para cualquier actividad donde prevalezca la atención al detalle.

Escoba

Aquí prima la velocidad en el cálculo. Además de la atención, ya que las cartas no valen lo que representan los números que portan. Y, por supuesto, la memoria, para no dejarse ni un punto en el recuento final.

Truc

Este es uno de los juegos de cartas que más atención demanda, por la cantidad y sofisticación de las señas que se emplean. Estar pendiente de las señas que hace la pareja y de que los oponentes no vean las propias, sin descuidar el conteo, es todo un arte.

Real Time Web Analytics