25 octubre, 2020

Las familias, a la caza del mejor alojamiento para sus vacaciones

Hoteles, apartamentos, pisos, estudios y muchas más opciones se posicionan para las vacaciones familiares.

alojamiento para sus vacaciones

El verano ha llegado y, tras la vuelta a la nueva normalidad, ya se han levantado las restricciones para viajar por todo el país. Tras el parón laboral y una transición protagonizada por un confinamiento que ha dificultado bastante las cosas, las familias vuelven a mirar a la época estival en busca de unas buenas vacaciones.

Tratar de mantener la rutina de todos los años y buscar dos semanas, una o varios días sueltos para poder desconectar de todo y, sobre todo, visitar algún lugar nuevo para vivir nuevas experiencias. Familias de toda España empiezan a planificar sus vacaciones a contrarreloj para poder disfrutar de todo tipo de actividades y, por supuesto, refrescarse mientras los termómetros se elevan peligrosamente.

Una época a la que el sector hotelero también mira con especial cuidado. Su actividad ha sido la más dañada por el coronavirus, lo que ha hecho que potencien sus ofertas en busca de un mayor atractivo para los clientes. Una situación que favorece mucho más a las familias que buscan algo económico y de calidad para su estancia.

En este nuevo panorama, escoger la mejor opción de alojamiento se ha vuelto una prioridad para estas vacaciones familiares. Qué hacer, ¿elegir la comodidad de los hoteles o la libertad de los apartamentos de alquiler vacacional? Una dicotomía que, en realidad, se diluye entre otras muchas opciones, pero que tiene en esas dos figuras a sus grandes protagonistas.

¿Cuáles son las mejores opciones de alojamiento para familias?

Los datos más recientes, recogidos por el Observatorio Cetelem Estacional, indican una clara tendencia a los apartamentos y residencias de familiares para las vacaciones de verano en 2020. En busca del ahorro, de la flexibilidad y de la libertad, las familias españolas quieren decantarse por algo que siempre había quedado en segundo plano frente a la oferta hotelera.

Por qué la nueva relevancia de los apartamentos

El primer punto que da ventaja a este tipo de alojamiento es el precio. Generalmente, los apartamentos vacacionales resultan más económicos que los hoteles o los complejos hoteleros. No incorporar servicios adicionales al de estancia, como pueden ser los de comida o incluso los de actividades infantiles, hace que sus tarifas sean inferiores.

Asimismo, dan más libertad a las familias para organizarse y para pasar el día. Generalmente, el español busca apartamentos bien ubicados que, o bien estén cerca de la costa para poder darse un chapuzón cuando el calor más aprieta, o bien estén bien ubicados en zonas de bares o de supermercados para tener suministros fáciles y a mano.

En cuanto al descanso, las opciones de las familias están claras. Tienen a su disposición camas para todos y, en caso de los más pequeños, los bebés, siempre están las opciones de las cunas de viaje.Se pueden comprar de muchos tipos, pero las que menos espacio ocupan son las mini cunas portátiles que, aunque no han sido diseñadas específicamente para viaje, pueden utilizarse como cuna de viaje por su formato plegable y compacto.

Esto último es especialmente interesante a la hora de viajar con bebés, ya que garantiza un mejor descanso para los pequeños al dormir en su colchón propio. Un punto muy a favor respecto a los hoteles, que suelen ofrecer sus propias cunas para los más pequeños de casa.

La respuesta de los hoteles

Conscientes de las ventajas del alojamiento en apartamentos para las familias, no son pocos los hoteles que han buscado opciones con las que reconciliarse con este sector tan importante de su clientela. Muchos complejos hoteleros han buscado ofrecer nuevos packs de alojamiento con comidas incluidas e incluso rutas de viaje y actividades a precios altamente competitivos.

Un ataque directo a los bolsillos para ganar atractivo, aunque sin la suficiente fuerza como para captar la atención de las familias que están terminando de organizar sus vacaciones. La presencia de personas de todas partes en estos recintos es otro punto en contra, y más ahora con el miedo general causado por el coronavirus. Quienes viajan con los suyos no solo buscan algo económico, también buscan algo seguro.

Todo eso ha causado la tormenta perfecta para que los trabajadores que tienen días libres este verano decidan buscar y reservar cuanto antes pisos, estudios o incluso pequeñas casas de alquiler para esa escapada veraniega. Ofrecen seguridad y precios muy competitivos, y todo ello sin renunciar a la calidad en el descanso.

Las vacaciones de verano en 2020 dibujan un horizonte bastante diferente al habitual con las mascarillas y la seguridad como protagonistas, aunque las playas seguirán llenándose y los viajes se seguirán realizando. Todo el país se prepara para esos días de asueto tan necesarios, sobre todo tras las complicadas circunstancias vividas en los últimos meses.

Real Time Web Analytics