Las consecuencias de la suspensión de Laura Borràs en el pacto de gobierno entre ERC y JxCat son, de momento, una incógnita. Lo que sí se sabe es que en el partido mayoritario de la derecha independentista se está abriendo un serio debate sobre el futuro del acuerdo. Un debate que parecía haber quedado zanjado en el último congreso de JxCat, cuando la cúpula de la formación (Borràs – Turull) prometió a la militancia realizar una consulta en un futuro indefinido. Puede que ahora que ha quedado suspendida, a la también presidenta de Junts, Laura Borràs, le interese dinamitar la estabilidad del gobierno y, quien sabe, si a la larga abocar a la ciudadanía a unas nuevas elecciones al Parlament.

El primero en reabrir el debate y preguntarse hacia donde debe ir ahora el partido fue el expresidente Quim Torra, que desde el Parlament, el mismo día de la suspensión, insinuó que Junts debe tomar una decisión sobre su continuidad en el gobierno de Pere Aragonès. “O empezamos a decirnos las cosas claras en este país o no avanzaremos”, dijo antes de la votación en la mesa.

Las bases presionan

En las últimas horas, unas cuantas ejecutivas locales y comarcales del partido, como las de Igualada, El Vendrell, Argentona, Altafulla, Les Corts (Barcelona), el Tarragonès i la Riera de Gaià, Creixell y el Catllar, han comunicado a la ejecutiva nacional la necesidad de reactivar la consulta para dar voz a la militancia.

“Queremos expresar nuestro rechazo frontal a la situación vivida en el Parlament de Cataluña. Creemos necesario, y de forma urgente, tomar acciones. Por este motivo, pedimos que se acelere, según la aprobación en el último consejo nacional de Junts, la posibilidad de someter a votación el apoyo al actual gobierno de Cataluña y que sea la misma militancia quien decida la hoja de ruta dentro del marco de un ejercicio democrático”, dice la carta que envió la ejecutiva de Igualada a la cúpula del partido. Léala a continuación:

Es previsible que a lo largo de la semana otras ejecutivas locales y comarcales de JxCat se sumen al debate interno sobre la viabilidad del gobierno y exijan a la cúpula de la formación que active la consulta en las bases.

Junts no piensa sustituir a Borràs

Hasta ahora, la dirección de Junts, en boca del secretario general, Jordi Turull, únicamente se ha referido a la suspensión de Borràs para criticar la decisión de la mesa del parlamento y para decir que la formación no presentará un sustituto para que asuma la presidencia de la cámara, que ahora ejerce de forma interina Alba Vergés.

“A pesar de las dificultades, pese a las decepciones personales y políticas, Junts nunca atizará la llama de la división entre el independentismo. Nuestro adversario es el estado y no otros independentistas, por mucho que pensemos que se equivoquen”, dijo en un tono más conciliador Turull.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: