La comunidad educativa catalana tiene contra las cuerdas al consejero de Educación, Josep González Cambray, tras la demostración de fuerza de ayer, en una manifestación multitudinaria, que significó un punto y aparte en las relaciones entre el profesorado y la consejería de Educación.

Así, el conseller ha anunciado hoy mismo que cederá en algunas de las reivindicaciones de los sindicatos como, por ejemplo, mantener el curriculum escolar el año que viene. No obstante, Cambray sigue defendiendo avanzar el inicio de curso, una decisión controvertida y cuestionada por los sindicatos. Pese a emplazar a estos a sentarse de nuevo, estas idas y venidas del conseller suponen que los sindicatos ya no lo consideren un interlocutor válido y reclaman negociar directamente con Pere Aragonès.

Para los sindicatos, el anuncio de Cambray no es más que una cortina de humo, ya que la versión definitiva no se consensuará con los centros.

Forcejeos en el Saló de l’Ensenyament

La segunda jornada de huelga educativa en Catalunya ha empezado con tensión y empujones a las puertas del Saló de l’Ensenyament, que se ha inaugurado este miércoles. Un grupo de 200 docentes, que se habían concentrado a las puertas del certamen para protestar, han entrado al recinto a empujones y se han enfrentado a los vigilantes de seguridad que se les impedía acceder. Esta acción ha impedido a González Cambray inaugurar el certamen personalmente.

Manifestación multitudinaria

Barcelona se colapsó ayer con la manifestación de profesores de escuelas y de institutos públicos, hartos de las ocurrencias del conseller al que tildaron de «incompetente» y «pequeño dictador», pidiendo al unísono su dimisión en el primer día de una larga huelga de cuatro jornadas que se espera sea histórica en Catalunya.

Bajo el lema «¡Basta de imposiciones! ¡Basta de recortes! Por una educación pública de calidad», la manifestación de los sindicatos USTEC-STEs, UGT, CCOO, Aspepc, Intersindical, CGT y USOC contra las políticas de la consejería que lidera Cambray aglutinó a más de 50.000 docentes.

Las organizaciones convocantes han asegurado que se trata de la movilización más multitudinaria que se ha dado en el ámbito educativo durante los últimos años, cifrando en un 70% -según USTEC- los docentes que han seguido la huelga. Por su parte, el Departamento ha indicado que el seguimiento de la convocatoria ha sido de un 31%.

Durante esta semana hay previstas tres manifestaciones, coincidiendo con la huelga escolar de cinco días que han convocado los principales sindicatos del sector educativo durante el mes de marzo. El jueves las manifestaciones continúan con una protesta que saldrá a las 11.30 h de la plaza de la Universitat y finalizará el recorrido en la plaza de Sant Jaume.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: