22 octubre, 2020

La policía francesa desmantela un campamento de migrantes en Calais donde malviven casi un millar de personas

La mayoría de los migrantes son hombres, principalmente de Somalia, Sudán, Irán, Irak y Eritrea. Las tácticas de la policía incluyen la confiscación de las tiendas de campaña y otras pertenencias
campamento calais
En 2016 se desmanteló el campamento conocido como ‘La Jungla’. (Squat Le Monde)
R@MBLA

La policía francesa está desmantelando en estos momentos un campamento con 700 a 800 migrantes en la ciudad portuaria de Calais, en el norte del país, en la mayor operación de este tipo desde 2016. Calais sigue atrayendo a migrantes, la mayoría de África y Oriente Medio, que se malviven en campamentos improvisados a lo largo de la costa, desde donde esperan cruzar el Canal de la Mancha y llegar a Gran Bretaña.

Alrededor de 150 de los migrantes evacuados serán llevados a centros de acogida en Pas-de-Calais, otros 150 a otros departamentos del norte de Francia y los 500 restantes a otras regiones del país. La mayoría de los migrantes son hombres, principalmente de Somalia, Sudán, Irán, Irak y Eritrea.

El norte de Francia ha sido durante mucho tiempo un imán para las personas que tratan de pasar a Gran Bretaña jugándose la vida en pequeñas embarcaciones o en uno de las decenas de miles de camiones y automóviles que viajan diariamente entre los países en transbordadores y trenes.

Las autoridades francesas han prometido evitar que se repita lo ocurrido con “La Jungla” pero los campamentos han seguido surgiendo a medida que los migrantes huyen de la guerra y la pobreza en sus países de origen para buscar una vida mejor en Europa.

Los grupos de derechos humanos critican las tácticas de la policía, que incluyen la confiscación de las tiendas de campaña y otras pertenencias de los inmigrantes. Las asociaciones de derechos humanos critican también la operación.

Maya Konforti de la asociación Auberge des Migrants (Albergue de Migrantes) dijo que los migrantes evacuados volverían “en pocos días”. “Los migrantes saben que pocos de ellos califican para el asilo en Francia, y creen que ‘Inglaterra es su última oportunidad'” por lo que seguirán tratando de llegar allí a toda costa, apuntó Konforti.

El gobierno estima que unos 1.000 inmigrantes viven actualmente en los alrededores de Calais, mientras que los grupos de apoyo dicen que el número se acerca más a 1.500.

Real Time Web Analytics