19 octubre, 2021

La policía detiene al rapero Pablo Hasél: «Muerte al estado fascista»

Los Mossos d’Esquadra han iniciado poco antes de las 7 de la mañana de este martes el operativo para detener al rapero Pablo Hasél, que se encontraba atrincherado en el edificio del Rectorado de la Universidad de Lleida acompañado de un grupo formado por decenas de personas. Mientras era custodiado por la policía Hasél ha gritado consignas como «muerte al estado fascista».

La policía ha ido identificando y desalojando, uno a uno, a los activistas que se encontraban dentro del edificio de la UdL protegiendo al rapero, que finalmente ha sido detenido por los Mossos d’Esquadra cuando faltaban pocos minutos para las ocho y media de la mañana.

La detención se ha producido sin  «incidentes graves» y sin heridos, según la policía catalana.

Hasel ha sido conducido en un coche policial hasta el centro penitenciario de Ponent de Lleida, donde estará entre dos y cinco días en el módulo de ingresos, hasta que se le asigne un módulo. Al rapero se le hará una prueba PCR para descartar que tiene el Covid, como se hace por protocolo con todos los nuevos ingresos, y hasta que no se tenga el resultado no se le podrá asignar módulo.

Este martes, en el módulo de ingresos, los funcionarios penitenciarios harán la identificación completa, registro de sus pertenencias, control de temperatura y visita médica, y Hasel mantendrá reuniones con los profesionales de tratamiento.

La Junta de Tratamiento de la cárcel tendrá dos meses para establecer una clasificación inicial, que deberá ser posteriormente avalada por el Servicio de Clasificación de la Conselleria de Justicia de la Generalitat.

Hasél se encerró este lunes en el edificio del rectorado de la Universidad de Lleida «para ponérselo a la Policía lo más difícil posible» ante su inminente detención.

El rapero está condenado a 2 años y 9 meses a raíz de dos sentencias de la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo. El plazo para entrar en un centro penitenciario venció el viernes pasado.

Una cincuentena de personas identificadas

Los Mossos d’Esquadra han identificado a una cincuentena de personas que estaban protegiendo al rapero Pablo Hasel en la Universidad de Lleida (UdL) para evitar su detención. Los han retirado uno a uno de los alrededores del cantante y después han tomado sus datos y se les ha dejado marcharse libremente del edificio.

Según el intendente de la Región Policial de Ponent, Jordi Dalmau, los agentes han podido hacer una «entrada limpia» en el edificio para detener a Hasel ya que la gente de dentro no ha presentado «mucha resistencia» y no ha habido que utilizar las defensas. En el dispositivo ha participado un importante número de agentes de la brigada móvil Arro y de seguridad ciudadana. La Guardia Urbana de Lleida ha controlado el tráfico en torno al rectorado.

El intendente Jordi Dalmau ha señalado que a pesar de que en el edificio del Rectorado había barricadas hechas por los jóvenes que se habían encerrado en el interior, el dispositivo de entrada para detener a Pablo Hasel «ha ido bien».

Puede que te hayas perdido