19 octubre, 2021

La plantilla de Barcelona Activa, a la huelga

Interior de las oficinas de Barcelona Activa. (barcelonaglobal.org)

La plantilla de Barcelona Activa está llamada a participar en una jornada de huelga el próximo viernes 23 de julio en protesta por la decisión adoptada por la dirección de la agencia municipal de fomento de la ocupación y promoción económica de no renovar los contratos de obra y servicio de las personas que ejecutan los programas ocupacionales del SOC desarrollados por la agencia pública.

Los trabajadores y trabajadoras de Barcelona Activa realizarán una concentración de protesta a partir de las 9 h en la Plaza Sant Jaume de la capital catalana para visibilizar su conflicto coincidiendo con la llegada a la sede municipal de los participantes en el último Pleno del Ayuntamiento de Barcelona antes de las vacaciones estivales.

El anuncio de no renovar los contratos de obra y servicio de los profesionales del sector de la ocupación empleados por Barcelona Activa supone la extinción directa de la relación laboral de 102 personas, a las cuales hay que sumar los trabajadores y trabajadoras de las diferentes bolsas de trabajo que actualmente esperaban para incorporarse a los diferentes proyectos.

Extinción de contratos

Mañana 22 de julio, finalizan los contratos de tres trabajadoras vinculadas al Programa 30 Plus y el próximo 30 de julio finalizará el contrato de obra y servicio de 10 personas implicadas en el desarrollo de Proyectos Singulares, programa financiado por el SOC y dirigido específicamente a jóvenes sin trabajo a través del cual se vehicula y se implementa una parte del Plan Nacional de Implementación de la Garantía Juvenil.

Estos serán los primeros contratos de obra y servicio del personal implicado en el desarrollo de las políticas activas de ocupación que Barcelona Activa no renovará. Con posterioridad, y en el decurso de los próximos meses, la agencia pública prevé hacer el mismo con los 27 contratos de trabajadoras en el Programa Treball als Barris y con el resto de contratos vinculados a políticas activas de ocupación hasta llegar a los 102 contratos por obra y servicio que actualmente están en curso. Una actuación que supone reducir un 22% la plantilla total de Barcelona Activa y un porcentaje aún mucho más elevado si consideramos solo el personal específicamente dedicado al desarrollo de las políticas activas de ocupación.

Sindicato SPOC

Desde el Sindicato de Profesionales de la Ocupación en Cataluña (SPOC) recuerdan que ha sido la propia dirección de Barcelona Activa quién ha anunciado a la plantilla esta política de no renovación de la contratación temporal mediante un comunicado enviado a los trabajadores y trabajadoras de la agencia pública el pasado 29 de junio. Una situación que los responsables de Barcelona Activa atribuyen al hecho de, supuestamente, no poder realizar contrataciones «ni a través de contratos de obra y servicio, debido a sentencias recientes, ni a través de contratación indefinida, tal como establece la Ley de Presupuestos Generales del Estado vigente».

En este sentido, en la propia misiva se admitía que Barcelona Activa reduciría su oferta formativa y ocupacional para adaptarla a «nuestras capacidades de ejecución, sin recurrir a nuevas contrataciones» admitiendo que esto supone una disminución «apreciable» de la actividad de la agencia en este ámbito absolutamente nuclear de las funciones del ente público.

Fuentes de SPOC destacan que, a la práctica, la reducción de personal eventual supone la «imposibilidad material de seguir desarrollando las políticas activas de ocupación que actualmente se estaban ejecutando» pues el personal estructural de Barcelona Activa es «del todo insuficiente para hacerlo». A modo de ejemplo, SPOC señala proyectos como por ejemplo 30 Plus dónde de las 12 personas implicadas en su ejecución actualmente, solo una tiene un contrato de duración indeterminada.

En paralelo, SPOC expresa su profunda inquietud por las constantes referencias que desde Barcelona Activa se están haciendo en las últimas semanas a la posibilidad de subcontratar estos servicios y recurrir a la contratación de recursos externos.

«Estamos ante lo que podría ser un verdadero proceso de privatización de un servicio esencial para la ciudadanía en un momento de gran trascendencia, cuando más de 445.000 personas en toda Cataluña, 85.486 en la ciudad de Barcelona en el mes de junio, están sin trabajo y muchas más pueden perderlo a medida que algunos expedientes temporales de ocupación puedan acontecer despidos colectivos o individuales. Y todo ello cuando se anuncian unos recursos económicos sin parangón destinados a las políticas de ocupación gracias en buena medida a la financiación de la Unión Europea».

Col·lectiu Ronda

El sindicato cuenta en todo este proceso con el asesoramiento de Col·lectiu Ronda para estudiar las vías legales de oposición en la pretensión de Barcelona Activa de extinguir estas relaciones laborales. Natxo Parra, abogado laboralista de la cooperativa, considera «un hecho muy grave» que se pretenda extinguir unas relaciones laborales «que ya nacieron bajo el signo de la precariedad por el uso abusivo de la temporalidad por parte de una agencia pública dedicada, precisamente, al fomento de la ocupación».

El letrado remarca que ahora se pretende «vestir de necesidad la extinción de estos puestos de trabajo cuando la problemática de la temporalidad en fraude de ley en Barcelona Activa se remonta décadas atrás sin que se haya actuado para enderezar esta situación de vulneración de derechos sostenida en el tiempo. El desarrollo de políticas activas de ocupación es la tarea esencial de Barcelona Activa, en ningún caso se puede dejar de considerar como una función estructural de la entidad. Y nuestro ordenamiento laboral determina que las funciones estructurales se tienen que cubrir a través de la contratación de carácter indefinido, sin que las restricciones presupuestarias acontezcan ningún tipo de patente de coros para infringir la ley como lo ha reiterado tanto el Tribunal Supremo español como el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Consideramos que estos contratos de obra y servicio están celebrados en fraude de ley y la no renovación no es tal, sino que representa un despido que podría vulnerar los derechos de las personas trabajadoras de Barcelona Activa. Y así lo defenderemos donde haga falta».

Puede que te hayas perdido