12 junio, 2021

La persona sin hogar herida por un disparo de la Guardia Urbana sale del hospital mientras el agente recupera su arma

El agente vuelve a las labores operativas, mientras la persona herida ha vuelto a vivir en la calle tras cuatro meses en el hospital
El momento del incidente. (Archivo)

La persona sin hogar herida por un disparo de la Guardia Urbana ha salido del hospital después de estar cuatro meses ingresado, según ha avanzado Nació Digital. El hombre – de 43 años y de origen húngaro – ha rechazado alojarse en un centro y está valorando si presentará una denuncia contra el policía que le disparó. Los hechos se remontan al 21 de noviembre del 2021, cuando un agente del cuerpo de seguridad barcelonés disparó al ‘sintecho’, que presuntamente se habría enfrentado a él y a su compañero con un cuchillo de grandes dimensiones y con una actitud agresiva. El hombre recibió un disparo en el abdomen y fue trasladado al Hospital de Sant Pau de Barcelona, donde ha sido hospitalizado hasta el el pasado viernes.

Según han explicado desde la Fundación Arrels, la entidad ha mantenido el contacto con el hombre desde el primer momento y lo han estado «acompañando» desde el equipo de calle, así como desde el equipo jurídico. En este sentido, señalan que durante este tiempo lo han ido visitando en el centro médico donde estaba. Finalmente, una vez recuperado, el hombre ha vuelto a vivir en la calle.

El agente recupera su arma

El guardia urbano que el pasado 21 de noviembre disparó contra una persona sintecho porque, presuntamente, les amenazó con un cuchillo, según la versión policial, vuelve a disponer del arma reglamentaria y se ha reincorporado a las labores operativas, han confirmado fuentes municipales y sindicales de CSIF y UGT de la Guardia Urbana a Metropoli Abierta. Al agente se le abrió un expediente de información reservada y se le retiró la pistola.

«El agente en ningún momento ha dejado de hacer labores policiales, ya que no fue apartado del cuerpo. Sin el arma reglamentaria no podía trabajar en la vía pública», subrayan desde el Ayuntamiento. Según el secretario de Organización de CSIF, Eugenio Zambrano, durante dos meses el agente ha hecho «funciones policiales no operativas». El policía pertenece a la UREP, la Unidad de Refuerzo de Emergencias y Proximidad. Según UGT, hace unas dos semanas que el guardia urbano ha vuelto al servicio ordinario operativo.