Activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, PAH, de toda Cataluña, han realizado este jueves diferentes actos de protesta ante oficinas de entidades bancarias catalanas y fondos buitre propietarios de viviendas para presionarlos para que cumplan la ley antidesahucios de Cataluña y firmen alquileres sociales.

En concreto, entregaron documentación para demostrar que varias familias cumplen los requisitos para obtener un alquiler social según marca la normativa. En Barcelona, la protesta se ha hecho ante la sede del Banc Sabadell. La PAH ha acusado a las entidades financieras de “dilatar” los procesos para no realizar los alquileres sociales reconocidos por la nueva normativa.

El pasado mes de febrero, el Parlament de Cataluña aprobó la Ley 1/2022 para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda, un texto que restituía algunos artículos de alquiler social de la anterior Ley 24/2015 que tumbó el Tribunal Constitucional tras los recursos presentados por el PP y el Gobierno.

Cesión obligatoria de vivienda

La nueva norma obliga a los grandes tenedores de viviendas, más de diez inmuebles, a ofrecer un alquiler social de siete años a las familias antes del desahucio, y también contempla la cesión obligatoria de vivienda por parte de bancos y fondos inmobiliarios.

Esto permite, según la PAH, “movilizar pisos vacíos para realojar a familias en riesgo de exclusión residencial y que ni siquiera pueden optar a una vivienda pública”. La PAH matizó que en Cataluña y España, el parque público con dificultad constituye el 2 % del total de viviendas.

La plataforma cívica considera que los “usan la burocracia para confundir e intimidar a las familias, demorando y resistiéndose a firmar los alquileres sociales”. Paralelamente, en un comunicado, la PAH ha llamado “a los ciudadanos para que se dirijan a las oficinas bancarias de toda Cataluña exigiendo el cumplimiento de la ley”.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: