La Plataforma de Afectadas por la Hipoteca (PAH) de Barcelona ha lamentado este martes la muerte del vecino del barrio del Bon Pastor, que se tiró por el balcón el día en que tenía que ser desahuciado. La entidad cree que el caso “pone en evidencia” la falta de inversión en políticas sociales y sostiene que el acompañamiento que se hizo a la víctima durante los últimos tres años no fue “el adecuado a su situación”. “En el momento en que ha perdido la vivienda, su único refugio, no ha visto otra alternativa a quitarse la vida”, ha opinado en un comunicado. También ha añadido que la atención social que se hace por parte de las diferentes administraciones a las personas con problemas habitacionales es “insuficiente”.

“La infradotación de los servicios sociales, el modelo de vivienda como bien de mercado o la dificultad de acceso a la salud física y mental son ejemplos de un sistema que considera que la función de la protección social es la de tratamiento de los síntomas y de contención de los problemas”, ha criticado. Además, ha cargado contra los protocolos actuales, que tienen “un defecto en común”: que ponen “la responsabilidad sobre las espaldas de la persona afectada” creando una gran indefensión.

La PAH ha subrayado que casos como este deben servir para “cuestionar los mecanismos” y por ello ha reclamado a las administraciones competentes – Ayuntamiento, Generalitat y Estado – que “centren todos sus esfuerzos” en prohibir los desahucios sin alternativa, aumentar el parque público de vivienda, así como invertir más recursos en los servicios sociales.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: