El Pleno del Ayuntamiento de Lleida ha aprobado una moción donde se reprueba y declara persona ‘non grata’ al hasta hace poco presidente del PP, Pablo Casado, por las declaraciones que hizo sobre el catalán en la escuela, asegurando, entre otros, que se ponían piedras en las mochilas de los niños que hablaban en castellano o que los profesores no dejaban ir al lavabo a los escolares que lo pedían en castellano.

El portavoz del PP Xavier Palau ha amenazado con romper las relaciones con los grupos que han apoyado la moción, que se ha aprobado con el apoyo del gobierno de ERC y Junts, las abstenciones del PSC y el Comú y los votos en contra Cs, el PP y concejales no adscritos. La moción ha sido presentada por la ANC, los CDR y los Cantaires de Ponent.

La moción aprobada pone énfasis en el rechazo a las “amenazas, calumnias, mentiras e insultos” que consideran que el hasta hace poco presidente del PP ha pronunciado contra Catalunya desde octubre de 2017 cuando, por ejemplo, comparaba que el futuro del presidente Puigdemont sería como el de Companys fusilado por el fascismo o las de finales de noviembre de 2021 cuando pidió un 155 educativo en Cataluña para hacer cumplir el 25% de las clases en castellano.

Los acuerdos adoptados por el texto estipulan que la Paeria promoverá activamente la calidad institucional y la defensa de la democracia. También el más absoluto rechazo a la mentira, calumnia, amenaza o insulto por parte de los políticos. Asimismo, también muestra apoyo a los maestros de la escuela catalana, al profesorado en general, ante los ataques contra el modelo de inmersión lingüística, y la reprobación y declaración de persona ‘non grata’ en Lleida de Pablo Casado.

El portavoz del PP en la Paeria, Xavier Palau ha reconocido que no comparte muchas de las declaraciones que ha hecho Casado pero ha asegurado que a pesar de que ya no está al frente del partido, la moción va en contra el PP. En este sentido, consideró que la moción “ensucia” los consensos de la política leridana y por ello, aunque no pidió su íntegra retirada, sí planteó eliminar el punto de Casado. Por el contrario, ha amenazado con “congelar” las relaciones con los grupos políticos que votaran a favor.

Jaume Añé, portavoz de las entidades que presentaron la moción, afirmó que pese a las declaraciones de Casado no son delito, si que son “intolerables” en un representante político de su categoría por la repercusión que tienen en la ciudadanía. A pesar de que algunos partidos lo han pedido, finalmente, la moción no se ha votado por puntos sino que se ha votado de forma global y ha recibido el apoyo de los partidos en el gobierno, ERC y Junts.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: