La OTAN ha anunciado un despliegue de las Fuerzas de Respuesta Rápida para aumentar la defensa de los aliados en plena invasión rusa de Ucrania. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, lo ha explicado en una comparecencia en que también ha prometido «más armas para Ucrania, incluidos sistemas de defensa aérea».

Después de una reunión entre los líderes de la alianza por videoconferencia, Stoltenberg, ha anunciado que «desplegarán elementos de las fuerzas de respuesta de la OTAN por tierra, mar y aire para responder rápidamente» al considerar que la invasión rusa de Ucrania es «la amenaza más grande para la OTAN en décadas». Según Stoltenberg, es la primera vez que activan estas fuerzas especiales, que tienen unas 40.000 tropas. «Putin ha cometido un terrible error estratégico», ha dicho Stoltenberg.

«Nos tenemos que tomar esto seriamente y es lo que estamos haciendo. Ahora desplegaremos las Fuerzas de Respuesta de la OTAN por primera vez en una defensa colectiva. Y hablamos de miles de efectivos», ha dicho Stoltenberg, que ha añadido que Rusia no saldrá reforzada del conflicto.

La Fuerza de Respuesta de la OTAN es «una fuerza multinacional altamente preparada y tecnológicamente avanzada formada por componentes terrestres, aéreos, marítimos y Fuerzas de Operaciones Especiales» que se pueden desplegar rápidamente, según la alianza. Los EE. UU., Francia, Alemania y el Reino Unido contribuirán a este despliegue con tropas suyas.

«Tenemos que estar preparados para hacer más. Incluso si esto quiere decir que debamos pagar un precio, porque estamos en esto a largo plazo», ha dicho también con relación a las sanciones económicas que los aliados y la Unión Europea imponen a Rusia, incluidas las sanciones a Putin y Lavrov.

Rusia amenaza a Finlandia y Suecia y les advierte que no entren en la OTAN

«La adhesión de Finlandia a la OTAN tendría graves repercusiones militares y políticas». Es la advertencia directa que hace el Ministerio de Asuntos exteriores ruso en plena ofensiva bélica en Ucrania.

La cancillería rusa añade en Twitter que consideran que «el compromiso del gobierno finlandés con una política militar de no alineación es un factor importante para garantizar la seguridad y la estabilidad en el norte de Europa».
Esta amenaza directa indica que Ucrania no sería el único objetivo de Vladímir Putin, que ahora envía mensajes intimidatorios a Finlandia y Suecia para advertirlos de las consecuencias a que se verían expuestos si deciden entrar en la Organización del Atlántico Norte.

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zakhàrova, en una conferencia de prensa, ha advertido a Finlandia y también a Suecia de las «consecuencias militares y políticas negativas» a que se exponen si entran a formar parte de la OTAN: «Es evidente que la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN, que es principalmente un bloque militar, tendría graves consecuencias militares y políticas que requerirán que nuestro país tome medidas recíprocas.» Zakhàrova ha advertido a estos dos países nórdicos que «no tendrían que basar su seguridad en dañar la seguridad otros países».

Josep Borrell, alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, ha dicho en referencia a estas advertencias de Rusia a Finlandia y Suecia que «todos los países son libres de decidir su política exterior y de alianzas».

Cumbre urgente de la OTAN

Las declaraciones de la portavoz de Exteriores rusa llegan después de que este viernes tanto Finlandia como Suecia han participado en la cumbre virtual de emergencia convocada por la OTAN para tratar la crisis de Ucrania.

La reunión de la OTAN ha acabado con la decisión, adoptada por unanimidad, de desplegar las Fuerzas de Respuesta Rápida por tierra, mar y aire para responder a «cualquier contingencia».

Estas fuerzas las componen hasta 40.000 soldados con capacidad para desplegarse en cualquier escenario en un plazo de cinco días.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: