Más de la mitad de los trabajadores (50,7%) de la provincia de Sevilla -donde hay un total de 787.693 trabajadores- vive en la «pobreza salarial», situación que, a juicio de CCOO, es especialmente alarmante entre los menores de 26 años, con apenas 330 euros al mes. Así se desprende del Informe de rentas salariales y desigualdad 2020, presentado ayer por el secretario general de CCOO de Sevilla, Carlos Aristu, quien aseguró que «en el mapa salarial sevillano se ha consolidado la figura del trabajador pobre».

Según este estudio, desde el año 2010, los trabajadores que cobran el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) o menos han aumentado en un 11% y, en 2020, ingresaron 2.700 euros menos al año en comparación con otras provincias españolas. «Volvemos a encontrar brechas territoriales que se explican en gran medida por la estructura productiva sevillana, en la que se genera principalmente empleo precario, y que acaba condenando a la población a sufrir una pobreza estructural de la que es muy difícil salir», señaló Aristu.

La brecha salarial con respecto a la media del país llega a alcanzar el 30% en el sector del campo, pero también supera el 16% en otros sectores como información y comunicaciones, construcción y actividad inmobiliaria o comercio. Por edades, los menores de 26 años son quienes más sufren los bajos salarios, pues cobran de media apenas 330 euros mensuales, «lo que obliga a esta generación al exilio a otros territorios o a resignarse a no poder poner en marcha un proyecto de vida», apuntó Aristu.

El salario medio mensual andaluz se sitúa en 1.272,64 euros, lo que supone 641,71 euros menos que en Madrid, 435,14 menos que en Barcelona y 168,14 menos que en Valencia, constatándose la brecha salarial de la provincia respecto a éstas tres que figuran, con Sevilla, en el ranking de las más pobladas. Los salarios anuales de los trabajadores sevillanos están por debajo de la media española en todos los rangos de edad, especialmente entre 36-45 y 46-55 años, donde se sitúa en unos 3.000 euros por debajo.

Ante esta situación, el secretario general de CCOO de Sevilla ha hecho un llamamiento a los empresarios. «Estamos a las puertas de la negociación de convenios colectivos importantísimos para esta provincia como el de limpieza, hostelería, comercio o ayuda a domicilio. En ellos se engloban 100.000 trabajadores que son quienes se ven afectados por esa pobreza estructural. Por eso, pedimos responsabilidad social para que se sienten a negociar salarios justos con los que mejorar la vida de las personas».

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.